Saltar al contenido principal

Inicio  Iniciar sesión de miembro  Quienes Somos  Contáctanos  Cotizaciones especiales  Protestantismo, Evangelio   

                     ¿BASTA LA BIBLIA?

 

Por: Joel Adán Domínguez

 

La sola Escritura, o sea, sólo la Biblia, es otra doctrina forma el segundo pilar que sostiene al protestantismo, la cual los hermanos separados comentan lo siguiente:

 

La Biblia es un libro que contiene toda la Palabra de Dios, es la verdad y única y última regla de fe que debe tener el cristiano, cada uno puede interpretar la Biblia ayudado por el Espíritu Santo, el cual revela la verdad a todo cristiano.

 

La Biblia no afirma tales cosas, esto es algo que los hermanos separados han tomado así, y surgido desde la reforma protestante principalmente por rechazar a la Iglesia y su magisterio. Vamos a tratar, pues, algunos mitos que los hermanos separados tiene sobre la Biblia y respecto a nosotros y nuestro trato con la Biblia, pues dicen que no la respetamos, o peor aún, que la odiamos y hemos prohibido que el pueblo la lea ¿Qué hay que decir a todo esto?

 

¿Es  bíblica  su  doctrina?

 

Los hermanos separados pretenden demostrar esta doctrina utilizando ciertos versículos de la Biblia, pero en ninguno, absolutamente en ninguno se observa que diga que la Biblia es la única regla de fe, y que todo lo que hay que creer tiene que venir en la Biblia o de lo contrario, no vale y no lo creemos, y tampoco menciona que sea toda autoridad del cristiano.[1] Para esto vamos a ver primeramente lo que ellos nos dicen y citan en la Biblia para querer basar su doctrina, lo cual, invito a usar la lógica en cada uno, pues se puede salir muy fácil de la objetividad.

 

Citan los hermanos separados:

 

Hch 17,11… eran más nobles que los que estaban en tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, revisaron las escrituras para ver si estas cosas eran así…

 

Ahora entremos un poco en razón, pues ¿Qué escrituras tenían en ese momento? sabemos que el antiguo testamento, pues todavía no se recopilaba ni se escribía en su totalidad el nuevo, entonces, ¿Para qué revisaban el antiguo testamento? Pues por lógica sabemos que era el principio de la Iglesia, y la predicación se hacía con el fin de convertir al judío, le mostraban las profecías que apuntaban hacia Cristo para ver si estas cosas eran así, ¿Qué cosas? Lo que predicaban los apóstoles. Pero observemos que en ningún momento menciona que sea una autoridad, ni que sea suficiente, sino más bien al ver que era realidad lo que decían, pasaban a creer, y convertirse en cristianos, y se sujetaban a las doctrinas de los apóstoles, quienes eran la autoridad de la Iglesia, era imposible que estuvieran sujetos a las escrituras y haber hecho lo que ellos quisieran, mas bien perseveraban en la doctrina cristiana que los apóstoles enseñaban, aun sin haber escrito nada, podemos revisar en Hechos 2,42 para ver lo que hacían los primeros cristianos y en ningún momento se observa “se reunían al estudio de las escrituras para perseverar en la doctrina”. Sino más bien, perseveraban en la doctrina de los Apóstoles sin que se hubiese escrito libro alguno del nuevo testamento. También citan:

 

Jn 5,39… escudriñen las escrituras, porque a vosotros os parece tener en ellas la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí…

 

En este versículo, entendemos casi lo mismo ¿Cuáles escrituras Jesús proponía en ese momento? Claro que se refería a las profecías del antiguo testamento que daban testimonio de él, porque al momento en que Jesús dijo esto, ni siquiera se pensaba todavía en escribir el nuevo testamento, es ilógico pensar que Cristo se refería a los evangelios, (me he topado con hermanos separados que así lo afirman pero ¿Cómo Jesús puede estar hablando de que escudriñen algo que todavía no se escribe? Es como decir: revisen el almanaque del año 2020 estando nosotros en el presente año, así mismo, el nuevo testamento fue escrito después de Jesús, no antes dé.). Este versículo es tomado también por los hermanos para decir que la Biblia es la única regla de fe para salvarnos, lo cual en ningún momento lo dice. También citan:

 

Jn 20,31… se han escrito estas cosas para que creáis que Jesús es el Cristo

 

Este es el propósito del evangelio que escribe Juan, o sea, para ayudarnos a creer, pues muchos hermanos interpretan que esto se refiere a toda la Biblia, esto no puede ser de alguna manera, pues los cristianos primitivos no tenían tal Biblia completa, sino papiros regados, o bien, sólo partes del antiguo testamento, pero además observemos que en ninguna forma menciona alguna autoridad, o que sea la única regla de fe. También citan:

 

1 Co 4,6… no pensar más de lo que está escrito…

 

Este es el versículo más tomado para afirmar que la Biblia es la única regla de fe ¿A qué se refería San Pablo con eso? Claramente que al antiguo testamento, volvemos a lo mismo, el nuevo testamento todavía no se recopilaba ¿Cómo podría un cristiano de los primeros siglos saber a qué escrituras? Pues recordemos que había muchísimas escrituras apócrifas en los primeros siglos que sin embargo eran leídas en las Iglesias, creyendo que de verdad eran escritas por verdaderos cristianos inspirados, o bien, por los apóstoles, entonces, es imposible que Pablo se refiera al nuevo testamento o la Biblia completa, porque todavía no había tal, cuando Pablo escribió esto en su carta a los corintios, ni siquiera existían todavía el libro del Apocalipsis, las tres epístolas de Juan, la epístola de Judas y  el libro de los hechos de los apóstoles, si tomáramos al pie de la letra lo anterior, ¿Podríamos pensar a qué hora vamos a realizar el culto? ¿Podemos andar en otro medio de transporte que no sea burro o carroza? ¿Podemos utilizar piano u órgano electrónico en la alabanza cómo muchas congregaciones lo hacen? ¿Cómo específicamente debe de ser el culto? ¿No murió San Pablo, solo por el hecho de que no viene en la Biblia? lo mismo vemos en Pr 30,6 y  Dt 4,2, entonces, si tomáramos estos textos, ¿Las cartas de Pablo y los evangelios no valen por ser añadidas muchísimos años después? Leyendo el contexto nos daremos cuenta a que se refería Pablo, pues está hablando del juicio, y sabemos que nadie será juzgado por cosas fuera de la ley natural que si está escrita, sería como pensar que vamos a ser juzgados por ejemplo, por cuantos textos bíblicos dejamos de aprender, eso sería absurdo y es a lo que se refiere Pablo, no pensar en que seremos juzgados más de lo que está escrito y precisamente en los mandamientos. Muchas veces también se nos muestra lo siguiente:

 

Ap 22,18… yo testifico a todo el que oye las palabras de la profecía de este libro, si alguno añade algo, Dios traerá para él, las plagas que están escritas en este libro.

 

Aquí entendemos lo mismo, Juan al momento de escribir el Apocalipsis en la isla de Patmos en el año 96 d.c. no tenía el nuevo testamento recopilado, sería ilógico que se hubiera referido a la Biblia completa,[2]  pues sabemos que el Apocalipsis fue de los últimos libros escritos de la Biblia, pero sería imposible que Juan en ese momento tuviera más de 60 rollos de manuscritos en la celda donde estaba, hubiera tenido entonces una biblioteca entera encerrado en una celda en caso de haber tenido “el libro” de la Biblia recopilado, cosa que no ocurría ni en las sinagogas judías. Ahora bien, si nos damos cuenta, tampoco se menciona que la Biblia sea toda autoridad ni mucho menos que todo lo que hay que creer venga en ella. No va ni al caso este versículo con la doctrina de la “sola escritura”. También citan:

 

Jos 1,8-9… Nunca apartarás de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien... 

 

Citando este texto, los hermanos separados dicen: - ¡¡ya ven tenemos que leer la Biblia diario y sólo creer en ella, tomándola cómo ley!!  pero tampoco este texto sostiene lo que dicen, este texto es de Josué, y se refiere al Pentateuco, o sea los libros de la ley, porque eran los únicos escritos bíblicos que existían al tiempo de Josué, es absurdo decir que se refiere a la Biblia completa con todo y nuevo testamento, cuando en el tiempo de Josué los Judíos ni siquiera habían recopilado sus escrituras, y por último, si quieren seguir meditando y guardando los libros de la ley, deben seguir sacrificando animales, circuncidarse y no hacer casi nada el sábado. Es también tomado un texto de la segunda carta de Pedro, donde dice:

 

2 Ped 1,15… yo procuraré con diligencia que después de mi partida, vosotros podáis tener en todo momento, memoria de estas cosas…

 

Casi podemos afirmar que Pedro les va a dejar algo escrito a sus fieles, pero en ningún lado indica que cosa les va a dejar escrito, mucho menos una Biblia completa, porque Pedro murió antes de que se escribiesen muchas cosas, posiblemente sea el evangelio que Marcos escribió por Tradición oral de Pedro (1 Ped 5,13) no la Biblia completa, volvamos a recordar que el Apocalipsis fue, sino el último, si de los últimos libros que se escribieron, cuando once de los apóstoles y san Pablo ya habían muerto, ni tan poco en ningún momento les indica que el escrito que les dejará será la ley que habrán de seguir, la ley de las Iglesias no eran los escritos, sino los obispos, en vez de dejar escrituras, dejaban la autoridad en los obispos, para que los cristianos no se hicieran líos ni existieran divisiones (Ver subtema - Una Iglesia visible, autoritaria y jerarca). También citan:

 

2 Ped 3,15… cómo también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito en casi todas sus epístolas hablando en ellas de estas cosas, entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos tuercen, (lo mismo que las otras escrituras) para su propia perdición.

 

Aquí claramente ya se veía la circulación de las cartas de San Pablo, pero no afirma nada en absoluto sobre lo que es la doctrina de tomar solo la Biblia como regla de fe.  Luego citan los hermanos separados el más importante versículo que supuestamente afirma su doctrina:

 

2 Tim 3,15-17… desde la niñez has sabido las escrituras, las cuales te pueden hacer sabio, para la salvación, por la fe en Cristo Jesús. Toda escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios se perfeccione, enteramente, preparado para toda buena obra.

 

Ahora bien ¿Cuáles escrituras tenía Timoteo cuando Pablo le hizo llegar esta carta? Ya es mucho volver otra vez a lo mismo por la falta de objetividad que tienen los hermanos separados respecto a la Biblia, Timoteo tenía el antiguo testamento, el cual desde la niñez sabía por su madre (1,5), el cual es útil, y lo puede hacer sabio para enseñar sobre la salvación que tenemos en Cristo Jesús. Pero ¿En dónde dice que la Biblia es toda autoridad y única regla de fe? Porque ni tampoco lo dice: Sal 12,6-7, Sal 119,89, Jn 17,17 no hay un sólo versículo de la Biblia, donde ella misma lo afirme, con uno sólo bastaría. Ahora bien, después de ver lo que según ellos interpretan cómo la toda autoridad de la Biblia para el cristiano, y única regla de fe.

 

A tomar en cuenta sobre la Biblia

 

Hay muchas cosas que podemos deducir por el puro sentido común, y escudriñando un poco en la historia. Antes de entrar con la Biblia, me gustaría tocar algunos puntos lógicos, para darnos un panorama más claro sobre lo que vamos a tratar.

 

1.- la Biblia no cayó del cielo cómo muchos hermanos me han dicho que: - la Biblia la puso Dios y cuando Cristo se fue, nos dejó la Biblia para que hiciéramos sólo lo que ella dice. (¿Dónde viene eso en la Biblia?). Los libros de la Biblia que tenemos fueron escritos a lo largo de los años, no fue escrita de un solo tomo, ni por un solo autor. Los libros de la biblia fueron escritos en diferentes partes del mundo.

 

2.- Alguien tuvo que haber recopilado el nuevo testamento, debido que todos los libros de la biblia y en especial los del nuevo testamento estaban regados. Los doce Apóstoles sólo estuvieron reunidos en el concilio de Jerusalén (Hch 15), después de ahí nunca estuvieron reunidos para poder ponerse de acuerdo en juntar dichos escritos, además de que circulaban una gran cantidad de escritos apócrifos, así cómo epístolas de los padres apostólicos, cómo Ignacio de Antioquia y Clemente de Roma que circulaban casi o en igual medida que las epístolas de los demás apóstoles, y que no fueron puestos por la Iglesia en el canon ¿Cómo pudieron los Cristianos saber cuáles eran inspirados y cuáles no? Si todos los escritos hablaban de Cristo, alguien tuvo que haberlos separado. Muchos me mencionan: - pues, los cristianos sabían cuales escribieron los apóstoles. Pero si ni Marcos ni Lucas eran apóstoles ¿Entonces? ¿Cómo  sabría un cristiano que el evangelio de Mateo es de Mateo, si el propio no lo dice? Sólo lo sabemos por el título  que es puesto en tu Biblia, pero el libro por sí sólo no lo dice, ni lo decía, cómo era común en todos los escritos poner al principio o al final el nombre del autor.

 

3.- Los primeros cristianos no tenían Biblia recopilada, inclusive aun si la tuvieran no la podían leer, por el alto grado de analfabetismo, la lectura de las escrituras era privilegio de unos pocos, no de todos los cristianos. Por lo tanto descartamos la posibilidad de que la hubieran tenido por ley y pudieran interpretarla por si mismos, y mucho menos que hubiesen sido fundamentalistas como muchos de hoy. En ningún lado de la Biblia se menciona que tendrían que ser tal número de libros.

 

4.- La difusión del cristianismo se dio gracias a la predicación y testimonio de los apóstoles, no a la indispensable lectura de la Biblia, cuando se trataba de convertir a un Judío, se le mostraban las escrituras que apuntaban hacia Cristo (Hch 17,11), pero en la conversión de los paganos, de ninguna manera podía utilizarse la escritura, porque simplemente las desconocían, ya que los judíos ni siquiera dejaban tocar un texto sagrado a un pagano porque se pensaba que los profanaban. Todo era principalmente  basado en la predicación, lo notamos porque el primer escrito que está en el canon cristiano (Mateo) se escribió cerca de 10 a 20 años después de la resurrección de Cristo, por tanto, no se tenían escrituras cristianas durante un buen tiempo.

 

5.- Las escrituras eran muy difíciles de copiar, debido a que no existía la imprenta, sino hasta el siglo XV, lo que volvemos descartar que haya sido la autoridad del cristiano de los primeros siglos y la guía que todos debían tener para ir al cielo, así como la propagación del cristianismo debido a la Biblia, y que todos pudieran tener al menos un libro, increíblemente muchos acusan a la Iglesia de esconder las escrituras, pero ¿Cuáles escrituras? Si las únicas que existían eran copiadas para leerse en las Iglesias, imposible que todo el pueblo pudiera poseerlas como hoy día.

 

 

6.- Jesús nunca escribió nada, ni siquiera un sólo renglón, sino que mandó una Iglesia para anunciar el evangelio y la salvación de las almas (Mc 16,15-20) (Mt 28,19-20), hasta donde sabemos tampoco mandó a escribir nada, de ser así, todos los apóstoles hubieran escrito al menos algo, pero de ellos, sólo escribieron: Mateo, Juan, Santiago, Judas y Pedro. Y escribieron Pablo, Marcos y Lucas que no fueron discípulos de Cristo, Marcos escribió su evangelio por Tradición oral de Pedro, y Lucas por lo que recibió de Pablo. Lo cual nos deja de manifiesto que Cristo nunca nos dejó una Biblia, por lo tanto nunca pretendió que estuviéramos sujetos a la Biblia como la única autoridad, sino a la Iglesia (1 Tim 3,15) (Mt 18,17-18) para guardar la verdad y la unidad, y sobre todo la verdad de las escrituras, pues debido a la libre interpretación de la Biblia, los resultados de unidad en los cristianos han sido desastrosos (Jn 17,21).

 

7.- La Iglesia primitiva no pretendió entregar epístolas o evangelios reproducidos a todos los fieles para que los leyesen en las Iglesias y se convirtieran, porque sabemos que no existía la manera rápida de copiar dichos escritos, inclusive el papiro para escritura era muy difícil de elaborar, no era cómo hoy, ir a las papelerías conseguir lo necesario y ponernos a escribir, “no había papirerias”, ni mucho menos el elaborar una tinta que durara impresa mucho tiempo, lo cual nos damos cuenta lo difícil que era escribir una epístola, y mas reproducirla a todos los cristianos, muy poco se escribió en pieles de animales, debido a que la escritura se borraba fácilmente. El curtir piel y elaborar papiro, no era un oficio de todos, pero cuando se elaboraba una piel o papiro, era para una necesidad primaria, cómo el calzado y la vestimenta, para las barcas y demás, la palabra del Señor no se difundió por escritos, sino por predicación y testimonio principalmente (Hch 6,7) (13,49) (Rm 10,17) (1 Tes 2,13). Muy absurdo sería pensar que los primeros cristianos tuvieran la Biblia como ley, entonces los apóstoles y miles de cristianos se hubieran evitado sus martirios quedándose escondidos en sus casas leyendo la Biblia, muy fácil hubiera sido mandar escrituras a todas las comunidades y haber evitado la predicación y la enseñanza pública, por lo que precisamente fueron ejecutados.

 

8.- En los cultos de los primeros cristianos se leían, (cuando tenían) escritos del antiguo testamento, o las epístolas o evangelios que se pudieran tener (aun apócrifos), nunca tuvieron nuevo testamento completo al menos casi 4 siglos cuando fue posible recopilar dichos escritos, y fue precisamente cuando las persecuciones cesaron de parte de la Roma imperial, hasta ese entonces se pudieron juntar los obispos para decidir sobre qué libros habían de ponerse en el canon cristiano. Tomemos en cuenta los siguientes datos que la historia nos da para darnos una idea de cómo, cuándo y por quien fueron escritos los libros del nuevo testamento o escrituras cristianas, las fechas son aproximadas en décadas:

 

Escrito                                                   Lugar                                                         Año

 

Evangelio de Mateo                              Palestina                                           50 d.C.

Evangelio de Marcos                            Roma                                          50 - 60 d.C.

Evangelio de Lucas                              Grecia                                          60 - 70 d.C.

Evangelio de Juan                                Éfeso                                                    90 d.C.

Hechos de los apóstoles de Lucas [3]  Grecia                                      60 al 80 d.C.

Romanos                                              Corinto                                                 50 d.C.

1 y 2 Corintios                              Éfeso y Macedonia                           50 y 60 d.C.

Gálatas                                                 Antioquia                                              50 d.C.

Efesios                                                  Roma                                                    50 d.C.

Filipenses                                              Roma                                                   60 d.C.

Colosenses                                           Roma                                                    60 d.C.

Tesalonicenses                                     Corinto                                                50 d.C.

1 y 2 Timoteo                               Macedonia y Roma                           40 y 60 d.C.

Tito                                                        Macedonia                                          50 d.C.

Flemón                                                  Roma                                                  50 .d.C.

Hebreos                                                 Roma                                                   60 d.C.

Santiago                                                Jerusalén                                             70 d.C.

1 y 2 Pedro                                            Roma [4]                                                60 d.C.

1 2 y 3 Juan                                          Éfeso                  las tres en los años 90 d.C.

Judas                                                  Palestina                                                 70 d.C.

Apocalipsis de Juan                             Patmos                                                90 d.C.

 

En la actualidad se conservan más de tres mil códices o manuscritos en papiro y pergaminos que contienen copias de los libros de la Biblia; entre los más importantes tenemos:

 

  • El códice Vaticano del siglo IV, se conserva en la biblioteca del Vaticano.

  • El códice Sinaítico del siglo V, parte se encuentra en el monasterio ortodoxo de Santa catalina en el monte Sinaí. Y parte en el museo británico de Londres

  • El códice Alejandrino del siglo V, en el museo británico de Londres.

  • El códice de Efrén del siglo V, se exhibe en la biblioteca de París.

 

Todos ellos no están completos, por ejemplo: al del Vaticano le faltan los dos libros de Macabeos, pero es una prueba de que los libros deuterocanónicos ya eran copiados por los cristianos antes del siglo IV. No hay código alguno que haya sido de origen protestante (porque simplemente no existían protestantes), todos fueron conservados por la Iglesia Católica alrededor del mundo, que hoy son guardados en los museos importantes. Lo cual nos damos cuenta, que si la Iglesia odiara o no respetara la Biblia, le hubiera sido fácil quemar el libro que supuestamente dicen los hermanos que contradicen sus doctrinas.

 

La  Biblia  y  la  Tradición

 

La “sola escritura” es también rechazar la Tradición de la Iglesia, es algo que no entiendo, pues dicen los hermanos separados que si no viene en la Biblia no lo creen. La palabra Trinidad no viene en la Biblia, y muchos la aceptan, La palabra Biblia no viene en la Biblia y creemos en la Biblia, y sin embargo la Tradición apostólica es algo tan claro y no la aceptan. Ahora doy una respuesta a una pregunta que hice anteriormente, ¿Cómo sabemos que el evangelio de Mateo es de Mateo? Pues porque fue Tradición de la Iglesia Católica adjudicarle a Mateo este evangelio, ella fue la que aseguró que el evangelio de Mateo es de Mateo, por Tradición sabemos que el evangelio lo escribió Mateo aunque el propio escrito no traiga por ningún lado su firma de entrada o despedida, de igual manera la epístola a los hebreos, pues nadie creía que era de san Pablo y aunque hoy seguimos en duda está atribuida a San Pablo no como si fuese una carta sino como una predicación, por ello no contiene el nombre de Pablo como firma, es también posible que no la haya escrito directamente él, sino un cristiano que anduvo con Pablo y que también era converso de un Judaísmo férreo por su conocimiento explícito del sacerdocio judío.

 

Comencemos por ver que es tradición:

 

Tradición: Transmisión de noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres, etc., hecha de generación en generación.

 

En ningún lado de la Biblia encontraremos alguna cita que diga que todo lo que hay que creerse deba venir en ella, o que todo lo que los apóstoles enseñaron deba venir de forma escrita. Sino todo lo contrario, la misma Biblia afirma que hay algo más, y cosas que no se escribieron.

 

Jn 21,25… hay también muchas cosas que hizo Jesús, las cuales, si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo, cabrían los libros que se habrían de escribir.

 

Vemos que no todo lo que hizo Jesús fue escrito. Yo creo que hubo otros grandes prodigios que el Señor hizo, pero no fueron puestos por escrito. También notemos lo siguiente:

 

2 Jn 12…tengo muchas cosas que escribirles, pero no  he querido hacerlo por este medio, pues espero ir a vosotros a hablar cara a cara, para que vuestro gozo sea completo.

3 Jn 13… yo tenía muchas cosas que escribirte, pero no lo he querido hacer con pluma y tinta, porque espero verte en breve y hablaremos cara a cara.

1 Co 15,1-3… además os declaro hermanos, el evangelio que os he predicadoel cual también recibisteis, en el cual también perseveráis, por lo cual, si retenéis la palabra que les he enseñado se salváis, si no habéis creído en vano, primeramente os he enseñado lo que yo mismo recibí, que Cristo murió por nuestros pecados según las escrituras…

 

En 2 y 3 de Juan, él habla de que tiene mucho por escribir, pero prefiere ir a ellos en vez de mandarles una carta, es una señal de que hay cosas por decir que no están escritas, si los apóstoles hubieran pretendido que sus escritos fueran la ley del cristiano, no habría dicho esto Juan, no pudo haber sido el Apocalipsis que les iba a comentar, o a escribir, pues éste fue una revelación que todavía Juan no recibía y escribió pocos años antes de su muerte. En 1 Corintios Pablo nos habla de que recibió el evangelio, ¿Cómo recibió el evangelio? Pues de Jesús mismo (Ga 2,12) no por leer los evangelios, pues no había tales escrituras del nuevo testamento todavía, sino las del antiguo (según las escrituras) la primera carta a los corintios fue escrita casi en el mismo tiempo que el primer evangelio, por lógica, no leyó ningún evangelio, sino que recibió oralmente lo que Jesús hizo y enseñó, y así mismo, Pablo transmitió oralmente el evangelio.

 

1 Co 11,2… Os alabo hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y guardan las tradiciones  tal cómo os las entregué…

Fil 4,9… lo que aprendisteis, lo que recibisteis, visteis y oísteis de mí, eso haced, y el Dios de Paz, estará con vosotros.

2 Tim 2,2… Lo que has oído de mí, ante muchos testigos, esto encarga a hombres idóneos, para enseñar también a otros.

2 Tes 3,6… hermanos, os mandamos en nombre se nuestro Señor Jesucristo que os apartéis de los hermanos que viven desordenadamente y no según la tradición que de nosotros recibisteis…

 

Es importante para Pablo el que retenga las enseñanzas que él les dio, no les entregó ninguna Biblia, entonces, al estar hablando en 2 Tim 2,2, de que hay que transmitir a los demás, ¿Cómo lo van a transmitir? ¿Entregando escrituras? claramente no, él menciona oído del verbo oír, a esto se le llama Tradición oral. Así también 2 Te 3,6 menciona según la tradición, y ¿Cómo recibieron esa tradición? claro que Pablo no les entregó la Biblia, sino su palabra, que se hacía oral y escrita, no sólo escrita, la Biblia afirma que existen las dos formas.

 

2 Tes 2,15… así pues hermanos, retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra o por carta nuestra

2 Tim 1,13… reten la forma de las sanas palabras que oísteis de mí, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.

Jud 3…la fe una vez transmitida a los santos…

 

Nos damos cuenta que guardar las tradiciones de la Iglesia es un mandato bíblico, si tu pretendes cumplir con la Biblia debes también de guardar las tradiciones de la Iglesia, estas se recibieron hace 20 siglos por escrito o por palabra (2 Tes 2,15), ¿Cumple tu Iglesia con este mandato? Por lo que vemos, si se ha tomado solo la Biblia se tiene una verdad a medias, y Jesús no mandó a predicar verdades a medias, sino que entregó la plenitud del evangelio a sus discípulos. En la Biblia protestante Reina Valera, han traducido la palabra tradición por instrucción, no importa que la hayan puesto así, pues guardar o retener instrucciones y darla a los demás es una tradición. Pero da la casualidad de que es la misma palabra griega de Mc 7,8 paradosis una clara tergiversación ¿Serán malas intenciones de Casiodoro de la Reina? ¿Será que Cipriano Valera en la revisión no se dio cuenta del error? ¿Por qué los que han revisado la Biblia Reina Valera no quitan este tremendo error? la respuesta es muy sencilla: No les conviene, porque tendrían que aceptar que “sola escríptura” no es doctrina cristiana.

 

Notamos también que aquí están las dos formas en las que se enseñaba la plenitud del evangelio, no sólo por escrituras sino también por palabra, dejándonos de manifiesto que los apóstoles eran la autoridad de la Iglesia, que instruían oralmente no sólo por cartas (2 Co 3,1-3). Cuando se comenzó a propagar el cristianismo, durante varios años no escribieron nada, sino que predicaban. En hechos de los apóstoles vemos la primera predicación de la Iglesia, donde gracias a la predicación de Pedro 3000 almas aceptaron a Cristo Salvador y no les enseñó ningunas escrituras, y perseveraban en la doctrina de los apóstoles sin necesidad de escrituras, ellos enseñaban con la pura Tradición (Hch 2,42-44) pues no tenían nuevo testamento. Entonces la Tradición apostólica fue primero que las escrituras del nuevo testamento, o sea que el nuevo testamento es producto de la Tradición, por lo tanto, ¿Dónde está la toda autoridad de las escrituras? ¿Qué fundamentos hay para rechazar la Tradición de los Apóstoles?

 

1 Tes 2,13… nosotros damos gracias a Dios sin cesar, porque cuando recibisteis la Palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no cómo palabra de hombres, sino según es en verdad la Palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes…

 

¿Cómo recibieron la Palabra de Dios? Pablo menciona en este caso, oída, por la predicación de él. Ahora bien, observando que hay recepción y transmisión de doctrina no sólo por escritura cómo menciona 2 Tim 2,2,  sino por palabra oral, es una clara señal de que la Biblia no fue tomada cómo toda la autoridad del cristiano, sino más bien, la Biblia es la verdad puesta por escrito, que es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,  a fin de que el hombre de Dios se perfeccione, enteramente, preparado para toda buena obra. Pero en ningún momento menciona que sea un todo. La misma Biblia que pudiéramos tener en las manos nos aclara cómo ya vimos que no todo se escribió, y que no todo lo que se escribió fue puesto en el canon. Aquí es donde varios hermanos separados se me han asustado, cuando les muestro lo que a continuación voy a mostrar, porque me dicen que la Palabra de Dios es confiable y completa, pero ella misma nos dice en unos versículos aislados que muchas veces pasan desapercibidos, que es confiable al cien por ciento sin contradicción, claro, pero que está completa, eso lo niega.

 

Col 4,16…cuando ésta carta sea leída entre ustedes, haced que también se lea en la Iglesia de Laodicea, y la de Laodicea, la leáis también vosotros…

1 Co 5,9… al escribiros en mi carta que no os relacionaras con impuros…

 

Pablo habla de que envió una carta a los laodicenses, y una carta a los corintios antes que la primera que tenemos en nuestras Biblias ¿En dónde están estas cartas en la Biblia? Aquí me gustaría dar unas respuestas, pues, si Dios hubiera bajado del cielo o puesto la Biblia para que estuviéramos sujetos a ella como un todo, o como varios me preguntan ¿Qué le falta a la escritura? Aquí está la prueba de que le faltan estas dos cartas ¿Por qué Dios no puso también estas cartas de Pablo?, éstas epístolas se perdieron, si Dios o los apóstoles nos hubieran dejado un nuevo testamento completo y nada más había que creer lo que contuviera él, Dios habría protegido éstas epístolas para que las tuviésemos en nuestra Biblia, pero desgraciadamente no se pudieron rescatar, muchas cartas fueron rescatadas gracias a su reproducción, pero de algún escrito original hecho de mano por algún Apóstol, no queda un sólo rastro, los escritos eran quemados con todo lo que había en los lugares de reunión cuando los cristianos sufrían las persecuciones. Tomando en cuenta algo sobre la tradición oral: En Judas 9 vemos que el Ángel Miguel y Satanás se disputaron el cuerpo de Moisés, y en el último capítulo de la vida de Moisés (Dt Cap. 34) no se menciona tal acontecimiento, entonces ¿Dónde leyó esto Judas? En ningún lado, eso lo sabían los judíos por Tradición, entonces ¿Judas estaba diciendo mentiras por decir cosas que no vienen en las escrituras que él tenía (antiguo testamento)? También en Gálatas 3,19 y en Hechos 7,53 se habla de que la ley fue entregada por unos Ángeles, yo quisiera preguntar también ¿De dónde sacaron esto? En el antiguo testamento se narra que fue dada por Dios, pero Pablo y Esteban hablan de que los Ángeles fueron los que bajaron las tablas de la ley, a esto le llamamos la Tradición oral, que no fue escrita, pero vemos que los judíos lo sabían, no por las escrituras, entonces ¿Dijeron mentiras a los Judíos?

 

San Pablo menciona algo que Jesús dijo que no se encuentra en ningún evangelio (Hch 20,35), esto lo supo Pablo por tradición. ¿También reprenderían los hermanos separados a Pablo por decir cosas que no están en los evangelios? Jesús mismo había recibido tradición oral, como cuando dijo: habéis odio que se dijo; amarás a tu prójimo y odiaras a tu enemigo, esto no se encuentra en la Biblia, esta era una tradición inculcada de generación en generación por los judíos que Jesús mismo había recibido (Torá oral que actualmente siguen reconociendo los judíos). Muchos hermanos interpretan 1 Ped 1,25  cómo los evangelios escritos: (1 Ped 1,25… y la palabra permanece para siempre, y ésta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada…) Pero no puede ser posible, cuando ésta carta se escribía, posiblemente Mateo ya había terminado su evangelio, pero cómo es sabido, el evangelio que viene por boca de Pedro es el de Marcos, que todavía no se escribía, pues, si nos damos cuenta en la segunda carta, apenas anuncia que se será escrito (posiblemente) un evangelio, o sea que cuando dijo esto, todavía no les dejaba ningún evangelio escrito, por lo tanto, el evangelio anunciado, fue oralmente.

 

Para los hermanos separados cuando se habla de “Palabra de Dios” siempre se imaginan a la Biblia, cómo si la boca de Dios se limitara a un libro. Pero la misma menciona que hay otras maneras de recibir la Palabra de Dios, sin escrituras, porque era difícil copiar los escritos, y más aún si eran grandes cómo los evangelios.

 

Hch 6,7… la palabra del Señor crecía y el número de los discípulos se multiplicaba.

Hch 13,49… y la palabra del Señor se difundía por toda aquella provincia…

Rm 10,17… así que la fe es por el oír, y el oír por la Palabra de Dios

1 Tes 2,13… porque cuando recibisteis la Palabra de Dios que oísteis de nosotros…  

2 Tes 3,1… orad por vosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada…

2 Tim 2,9…pero la Palabra de Dios no está presa…

Tit 2,5… para que la Palabra de Dios no sea blasfemada.

 

Así que ésta también es la Palabra de Dios, a esto se le llama también Tradición oral, y no se refiere a las escrituras, sino a lo que Cristo mando.

 

Mc 16,15… vallan y prediquen el evangelio a toda criatura…

 

Claro que Jesús no les ordenó escribir nada, sino predicar su palabra (2 Tes 3,1) hubiera sido más razonable para nuestros hermanos separados que Jesús hubiera dicho: vallan, escriban el evangelio y predíquenlo a toda criatura.

 

-       La Iglesia entiende por Tradición con T: a la doctrina que se recibió de los apóstoles, de generación en generación, tanto de los escritos de los mismos cómo de su predicación, para mantener el evangelio fiel (1 Co 11,2 y 15,3).

-       La tradición con t: son las vestiduras de los sacerdotes, los modelos de oración, los símbolos o íconos cristianos, las costumbres de los pueblos (1 Co 15,33), el festejar la navidad en diciembre, el expresar la fe con luz (velas), etc. que en nada interfieren con la voluntad de Dios, ni con la doctrina que se recibió de los apóstoles. Por ejemplo: ¿En que contradice la Biblia el festejar la navidad en 25 de diciembre? ¿En que contradicen a la Biblia las peregrinaciones y procesiones? Si desde tiempo se hacían peregrinaciones (Lc 2,41-42) y procesiones (Jos 6,6-9).

 

Dicen los hermanos separados que Cristo condenó las tradiciones humanas:

 

Mt 15,3… ¿Por qué quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?

 

Los hermanos no saben distinguir entre una tradición humana mala que termina en pecado y una tradición buena como es la Tradición de los apóstoles, para muchos hermanos la sola palabra tradición suena repugnante, Jesús se refiere a las tradiciones de los fariseos, con quienes en este caso está platicando, no a las costumbres o tradiciones, Jesús no condena las tradiciones, sino las que están en contra de la voluntad de Dios, como la hipocresía de los fariseos. La Tradición apostólica de ninguna manera está en contra de Dios.

 

Es fácil darnos cuenta que los hermanos separados también tienen tradiciones o costumbres. Por ejemplo: la hora en que realizan su culto, ¿Por qué la hacen a esa tal hora? ¿Cómo se aprendieron los cánticos de alabanza que no son bíblicos? Alguien se los tuvo que haber transmitido, y por costumbre los cantan, por la tradición de cada congregación. Así mismo, la Biblia nos ha llegado gracias a la costumbre y dedicación de los monjes para reproducirla a través de los años, si la Iglesia estuviera en contra de la Biblia, hubiera prohibido a los monjes su reproducción, y más aún, los códices los hubiera guardado bien encerrados o enterrado, o bien ¿Que les costaba haberlos quemado?. ¿Podía alguien antes del siglo XIII impedirlo? Si la respuesta es sí, queremos nombres de alguien que fuera cristiano bíblico, pues no hay uno solo, todos fueron cristianos Católicos, apostólicos y sujetos al obispo de Roma.

 

El  Canon  Bíblico

 

La Biblia de los protestantes tiene 7 libros menos que la Biblia Católica, excepto los anglicanos, a estos libros se les llama deuterocanónicos, pero los protestantes les llaman apócrifos, estos son:

 

1 de Macabeos, 2 de Macabeos, Sabiduría, Eclesiástico, Tobías, Judith, y Baruc

 

Se han dado grandes discusiones sobre este tema desde siempre, inclusive dentro de la misma Iglesia Católica, los hermanos al llamar apócrifo a un libro deuterocanónico, se olvidan que también el nuevo testamento tiene libros deuterocanónicos. Los deuterocanónicos del nuevo testamento son:

 

Hebreos, Santiago, 2 de Pedro, 2 de Juan, 3 de Juan, Judas y Apocalipsis, que también fueron motivo de discusión en la Iglesia.

 

Se les llama deuterocanónicos por ser: del segundo canon, que no quiere decir apócrifos (ocultos). Primero voy a tratar sobre el nuevo testamento y después sobre el antiguo.

 

En los primeros siglos de la Iglesia no se habían determinado cuales libros eran inspirados y cuáles no, en el año 150 aproximadamente, un cristiano gnóstico llamado Marción, había recopilado varias de las cartas de Pablo, La historia dice así:

 

Seguir el rastro de la historia de la evolución del canon del Nuevo Testamento tomando como guía los libros mencionados o citados por los primeros padres de la Iglesia constituye un proceso incierto, ya que es más lo que silencia que lo que declara. Al parecer, el primer intento de establecer un canon tuvo lugar en torno al 150 d.C., por obra de un cristiano herético de nombre Marción, cuya aceptable relación incluía el Evangelio de Lucas y 10 epístolas paulinas, editados con una fuerte orientación antijudía. Quizá la oposición a Marción fue la que dio impulso a los esfuerzos tendentes a elaborar un canon aceptado de forma general.

 

Tal vez hacia el 200 d.C., 20 de los 27 libros del Nuevo Testamento se consideraban autorizados. Aquí y allá prevalecían preferencias locales, existiendo algunas diferencias entre las Iglesias occidental y oriental. En general, los libros que durante un tiempo fueron objeto de polémica, aunque más tarde se incluyeron en el canon, eran Santiago, Hebreos, 2 Juan, 3 Juan, 2 Pedro y Apocalipsis. Otros libros que gozaron de amplia aceptación popular aunque al final resultaran rechazados, fueronBernabé, 1 Clemente, Hermas y el Didaké; los autores de estos libros suelen ser denominados padres Apostólicos.

 

La carta pastoral 39 que San Atanasioobispo de Alejandría, envió a las Iglesias que se hallaban bajo su jurisdicción en el año 367, acabó con toda duda acerca de los límites del canon del Nuevo Testamento. En dicha pastoral, que se conserva en una colección de los mensajes anuales de la Cuaresma dictados por Atanasio, relaciona cómo canónicos los 27 libros que siguen siendo los constitutivos del Nuevo Testamento, aunque los organizó de forma diferente. [5]   

 

La historia nos dice que no fueron bajados del cielo, ni que los apóstoles hayan puesto sus escritos cómo ley, como vemos, a la Iglesia primitiva le surgió la necesidad de establecer un canon para el cristiano, pero no con la finalidad de tenerlos por ley, sino mas bien para no caer en herejías, usted se preguntará ¿Por qué? Por la simple y sencilla razón de que circulaban una gran cantidad de escritos que eran leídos en las Iglesias, pero que contenían herejías, y otros no, pero no eran considerados cómo inspirados por el Espíritu Santo, por ejemplo: la epístola de Bernabé (acompañante de Pablo), epístolas de san Ignacio de Antioquia (discípulo del apóstol Juan, Pedro y Pablo), Epístolas de Clemente (Obispo de Roma), Hermas (Cristiano de la Iglesia de Roma), Didaké (epístola universal con sentido de preceptos eclesiásticos para los catecúmenos) y algunas mas. Estos anteriores no son considerados apócrifos, sino cartas pastorales de gran enseñanza, pero no inspirados. Entre los más de 60 escritos de aquella época circulaban los más conocidos, como:

 

- Evangelio de Pedro.

- Evangelio de Tomás.

- Evangelio de María Magdalena.

- Evangelio de Santiago. [6] 

- Evangelio de los Hebreos.

- Evangelio de los Armenios.

- Evangelio de Bernabé.

- Evangelio de Nicodemo.

- Evangelio de Felipe.

- Evangelio de Judas.

- Hechos de Pedro y los doce.

- Hechos de Pilato.

- Hechos de Pedro y Pablo.

- Epístola de Eugnostos.

- Epístolas supuestamente de Pablo.

- Apocalipsis de Pedro.

- Apocalipsis de Pablo.

 

Entre muchos otros escritos que circulaban en esa época, pero también había cosas buenas cómo las cartas pastorales no inspiradas, todas ellas del primer y segundo siglo de la Iglesia, estas no fueron admitidas por la Iglesia dentro del canon bíblico a final de cuentas, pero si aceptadas y se podían leer por la tradición de la misma, ya que no contenían errores o contradicciones ni con la Tradicion y no la Biblia:

 

- Epístola de Clemente a los Corintios.

- Segunda de Clemente.

- Epístola de Clemente a las vírgenes (las primeras monjas).

- Epístola de Ignacio a los Romanos.

- Epístola de Ignacio a los Filadelfos.

- Epístola de Ignacio a los Efesios.

- Epístola de Ignacio a los Magnesianos.

- Epístola de Ignacio a los Traíllanos. 

- Epístola de Ignacio a los Esmirneanos.

- Epístola de Ignacio a Policarpo.

- Epístola de Bernabé (universal).

- Pastor de Hermas.

- Didajé o Didaké.

 

La Iglesia primitiva nunca pretendió formar un canon para que estuviéramos sujetos a él, sino más bien, para no leer los demás escritos apócrifos de la época, lo cual hacía caer en graves herejías a los cristianos.

 

Si usted fuera un cristiano de los primeros siglos, le aseguro que sin la autoridad y movimiento de la Iglesia Católica por recopilar un canon, le hubiera dado lo mismo leer y tener en sus manos el evangelio de los hebreos que el de Mateo.

 

El canon de Muratori,  fue el primer intento de la Iglesia Católica, para establecer un canon para las Iglesias. Obsérvese que en el mismo se menciona el Apocalipsis de Pedro y el pastor de Hermas, aun cómo canónicos, es decir, que estaban permitido leerlos como Palabra de Dios.

 

Canon de Muratori – Roma, año 200 aprox.

... en éstos, sin embargo, él estaba presente, y así los anotó. El tercer libro del evangelio: según Lucas. Después de la ascensión de Cristo, Lucas el médico, el cual Pablo había llevado consigo cómo experto jurídico, escribió en su propio nombre concordando con la opinión de Pablo. Sin embargo, él mismo nunca vio al Señor en la carne y, por lo tanto, según pudo seguir..., empezó a contarlo desde el nacimiento de Juan. El cuarto evangelio es de Juan, uno de los discípulos. Cuando sus condiscípulos y obispos le animaron, dijo Juan, "Ayunad junto conmigo durante tres días a partir de hoy, y, lo que nos fuera revelado, contémoslo el uno al otro". Esta misma noche le fue revelado a Andrés, uno de los apóstoles, que Juan debería escribir todo en nombre propio, y que ellos deberían revisárselo. Por lo tanto, aunque se enseñan comienzos distintos para los varios libros del evangelio, no hace diferencia para la fe de los creyentes, ya que en cada uno de ellos todo ha sido declarado por un sólo Espíritu, referente a su natividad, pasión, y resurrección, su asociación con sus discípulos, su doble advenimiento - su primero en humildad, cuando fue despreciado, el cual ya pasó; su segundo en poder real, su vuelta. No es de extrañar, por lo tanto, que Juan presentara de forma tan constante los detalles por separado en sus cartas también, diciendo de sí mismo: "Lo que hemos visto con nuestros ojos y oído con nuestros oídos y hemos tocado con nuestras manos, éstas cosas hemos escrito". Porque de esta manera pretende ser no sólo un espectador sino uno que escuchó, y también uno que escribía de forma ordenada los hechos maravillosos acerca de nuestro Señor.

Los hechos de todos los apóstoles han sido escritos en un libro. Dirigiéndose al excelentísimo Teófilo, Lucas incluye una por una las cosas que fueron hechas delante de sus propios ojos, lo que él muestra claramente al omitir la pasión de Pedroy también la salida de Pablo al partir para Galicia (este escrito dice que Lucas se olvidó de escribir la muerte de Pedro y Pablo porque no estuvo ni se dio cuenta de ello, además que termina repentinamente. Lo cual nos damos cuenta que se omitieron cosas importantes al escribir).

 

En cuanto a las cartas de Pablo, ellas mismas muestran a los que deseen entender desde qué lugar y con cuál fin fueron escritas. En primer lugar escribió a los Corintiosprohibiendo divisiones y herejías; luego a los Gálatas prohibiendo la circuncisión; a los Romanos escribió extensamente acerca del orden de las escrituras y también insistiendo que Cristo fuese el tema central de éstas. Nos es necesario dar un informe bien argumentado de todos éstos ya que el bendito apóstol Pablo mismo, siguiendo el orden de su predecesor Juan, pero sin nombrarle, escribe a siete Iglesias en el siguiente orden: primero a los Corintios, segundo a los Efesios, en tercer lugar a los Filipenses, en cuarto lugar a los Colosenses, en quinto lugar a los Gálatas, en sexto lugar a los Tesalonicenses, y en séptimo lugar a los Romanos. Sin embargo, aunque el mensaje se repita a los Corintios y los Tesalonicenses para su reprobación, se reconoce a una Iglesia cómo difundida a través del mundo entero. Porque también Juan, aunque escribe a siete Iglesias en el Apocalipsis, sin embargo escribe a todas. Además, Pablo escribe  una carta a Filemón, una a Tito, dos a Timoteo, en amor y afecto; pero han sido santificadas para el honor de la Iglesia universal (católica) en la regulación de la disciplina eclesiástica.

Se dice que existe otra carta en nombre de Pablo a los Laodicensesy otra a los Alejandrinos, ambas fueron  falsificadas según la herejía de Marción, y muchas otras cosas que no pueden ser recibidas en la Iglesia universal, ya que no es apropiado que el veneno se mezcle con la miel. (En este tramo, nos dice que las cartas de Laodicea mencionada en col 4,16, y la de los alejandrinos, no están en el canon, por haber desaparecido y fueron falsificadas por Marción).

Pero la carta de Judas y las dos escritas con el nombre de Juan han sido aceptadas en la Iglesia universal; la Sabiduría también, escrita por los amigos de Salomón en su honor. La revelación  de Juan también recibimos, y la de Pedro, el cual algunos de los nuestros no permiten ser leído en la Iglesia. Pero el Pastor fue escrito por Hermas en la ciudad de Roma bastante recientemente, en nuestros propios días, cuando su hermano Pío ocupaba la silla del obispo en la Iglesia de la ciudad de Roma; por lo tanto sí puede ser leído, pero no puede ser dado a la gente en la Iglesia, ni entre los profetas, ya que su número es completo, ni entre los apóstoles al final de los tiempos.(Vemos que la Iglesia aceptó el Apocalipsis de Pedro, y el Pastor de Hermas, cómo canónico en el año 200).

 

Pero no recibimos ninguno de los escritos de Arsino o Valentino o Miltiado en absoluto. También han compuesto un libro de salmos para Marción éstos rechazamos junto con Basildo y  el fundador asiático de los Catafrigios.

Este fue el primer intento de la Iglesia (Católica) para establecer un canon, lo que nos damos cuenta que el Apocalipsis de Pedro y el Pastor, era aceptado en la Iglesia tanto cómo los demás evangelios y epístolas, también vemos que se descartó en ese momento la carta a los hebreos, así que volvemos a descartar que los apóstoles o Dios mismo, nos hubiera puesto la Biblia para estar sujetos a ella, pues si hubiese sido así, no habrían porqué cuestionarse nada en la Iglesia primitiva.

 

Cuando Constantino dio libertad de culto, la Iglesia comenzó un proceso para recopilar los libros del nuevo testamento, fue san Atanasio, obispo de Alejandría quien diera por primera vez una lista parecida al nuevo testamento de hoy, que en sí, eran los mismos libros, pero no se hallaban en orden, esta lista fue dada en su carta pastoral a las iglesias, entre ellas, la Iglesia de Roma. Más tarde en el sínodo Romano en el año 382 presidido bajo la autoridad se san Damasco, en ese momento obispo de Roma, después en el Concilio de Hipona 393 y el Concilio de Cartago 397 d.C. se escribió el decreto oficial sobre los libros que contendría el nuevo testamento, fue una gran discusión durante estos concilios y el sínodo, pues, a el concilio se le unieron los fieles de la Iglesia para expresar su opinión, para tratar definitivamente el canon del nuevo testamento, pues:

 

-       Clemente de Alejandría, 150 d.C. aceptaba la inspiración de la carta de Bernabé, el Pastor de Hermas y la didajé.

-       Ireneo de Lyon, 200 d.C. no aceptaba la inspiración de la carta a Filemón.

-       En Antioquia se admitió el evangelio de Pedro pero mas tarde fue rechazado.

-       Muchas Iglesias de África creía en la Inspiración de la didajé.

-       En Roma se creía absolutamente en la inspiración del pastor de Hermas.

-       En Medio oriente se rechazó la epístola a los hebreos.

-       Orígenes en los años, 240 d.C. rechazó Hebreos Judas y Santiago.

 

La Iglesia Católica, con la iluminación del Espíritu Santo, pudo resolver este problema, dando en el sínodo Romano, la primera vez que se aceptara de forma oficial la lista que había ya dado san Atanasio obispo de Alejandría 15 años antes, lista que hoy todas las iglesias aceptan como Palabra de Dios, y en el concilio de Hipona y Cartago, con mucha influencia de San Agustín, se dio luz verde de forma definitiva a los 27 libros que los cristianos podían leer cómo las nuevas escrituras, incluyendo 46 libros del antiguo testamento, en ese tiempo llamados “los escritos divinos”. Después del concilio de Cartago, ningún libro entró al nuevo testamento, porque la lista fue cerrada una vez y para siempre bajo la inspiración de Dios y por la autoridad de la Iglesia Católica.

 

Del buen encierro en el sínodo Romano, se escribió lo siguiente de vos del Papa Damasco I, aunque en esta lista no están en orden y varios conservan el nombre y volúmenes antiguos, son los mismos 73 que hoy tenemos los católicos, el decreto dice así:

 

San Damasco I - Sínodo Romano, 382 d.C. “Canon  Decretum”

 

Así mismo se dijo: hay que  tratar sobre las escrituras divinas, que es lo que ha de aceptar la Iglesia Universal, y lo que hay que evitar.

 

Empezando por la relación del antiguo testamento: un libro del Génesis, un libro del Éxodo, un libro del Levítico, un libro de los Números, un libro del Deuteronomio, un libro de Jesús Nave (Josué), un libro de los Jueces, un libro de Ruth, cuatro libros de los Reyes,[7] dos libros de los  Paralipómenos, [8]  

 

un libro de 150 salmos. Tres libros de Salomón (que son): un libro de Proverbios, un libro de Eclesiastés, un libro de Cantar de los cantares, igualmente un libro de la Sabiduría, un libro delEclesiástico.

 

Sigue la relación de los profetas: un libro de Isaías, un libro de Jeremías, uno de Lamentaciones, un libro de Ezequiel, un libro de Daniel, un libro de Óseas, un libro deAmós, un libro de Miqueas, un libro de Joel, un libro de Abdías, un libro de Jonás, un libro de Nahum, un libro de Habacuc, un libro de Sofonías, un libro de Ageo, un libro de Zacarías, un libro de Malaquías.

 

Sigue la relación de las historias: Un libro de Job, un libro de Tobías, dos libros de Esdras, un libro de Ester, un libro de Judith, dos libros de los Macabeos.

 

Sigue la relación del nuevo testamento que recibe la Santa Iglesia Universal: un libro de los evangelios según Mateo apóstol, un libro según Marcos, un libros segúnLucas, un libro según Juan apóstol.

 

Epístolas de Pablo apóstol, en número de catorce: una de los Romanos, dos a los Corintios, una a los Efesios, dos a los Tesalonicenses, una a los Gálatas, una a losFilipenses, una a los Colosenses, dos a Timoteo, una a Tito, una a Filemos, una a los Hebreos.

 

Así mismo un libro del Apocalipsis de Juan y un libro de Hechos de los apóstoles.

 

Así mismo las epístolas canónicas en número de siete: dos de Pedro apóstol, una epístola de Santiago apóstol, una epístola de Juan apóstol, dos epístolas de otro Juanpresbítero, y una epístola de Judas  apóstol…

 

Fue hasta el concilio de Cartago donde se llegó al final de la discusión, la lista está resumida, sólo pongo atención en donde aparecen los deuterocanónicos.

 

Concilio de Cartago, 397 d.C. “Canon Decretum”

 

…Se acordó que, fuera de las escrituras canónicas, nada sea leído en la Iglesia bajo el nombre de escrituras divinas, ahora bien, las escrituras son:

 

Génesis, Éxodo, Levítico, Deuteronomio, Jesús Nave, Jueces, Ruth, Cuatro libros de los Reyes… Job, Psalterio de Davidcinco libros de Salomón, libros de los profetas, Isaías, Jeremías, Daniel, Ezequiel… BarucTobíasJudit, Ester, dos libros de los Macabeos

 

Del nuevo testamento: cuatro evangelios… un libro de los Hechos de los apóstoles, trece epístolas de Pablo…, así una de los Hebreos del mismo, dos de Pedro, tres de Juan, una de Santiago, una de Judas, Apocalipsis de Juan. Sobre la confirmación de este canon, consúltese la Iglesia transmarina.

 

Sea lícito también leer las memorias de los mártires, cuando se celebran sus aniversarios…

 

Esta fue la lista oficial, del canon cristiano, incluyendo los libros deuterocanónicos, pues muchos hermanos afirman que estos no fueron aceptados hasta el concilio de Trento, lo cual nos hemos dado cuenta que aquí ya estaban tomados en cuenta por la Iglesia antes de que aparecieran los protestantes 12 siglos después del concilio, lo que se decretó en el concilio de Trento, fue para confirmar la aceptación de los libros deuterocanónicos, en el concilio de Trento se establecieron de forma definitiva al canon del antiguo testamento, de manera que los católicos debían aceptar los libros deuterocanónicos que habían sido tomados en cuenta desde el concilio de Cartago en el año 397. Los hermanos separados que proclaman la doctrina de la sola escritura dicen que la Iglesia Católica no compuso el canon del nuevo testamento, sino que los aceptó, yo aquí quisiera hacer unas preguntas para reflexionar, ¿Si la Iglesia Católica no instituyó el canon bíblico, quien lo hizo entonces? A esto notamos que:

 

-       No pudieron ser los evangélicos, ni los bautistas, ni ninguna congregación cristiana, porque simplemente no existían.

-       Tampoco por sí sólo. Pues los apóstoles no estuvieron juntos para compilar sus escritos en un volumen.

-       En el sínodo romano, claramente se dice que se aceptan, pero también dice que se prohíben los que no aparezcan mencionados, a esto no se le puede llamar de otra forma más que establecer un canon.

-       En los primeros siglos hubo solamente intentos por recopilar el nuevo testamento, pero con poco éxito, como lo vimos en el canon de Muratori.

 

Los apóstoles antes de marcharse no juntaron ninguna Biblia cómo ley del cristiano, ni nos dejaron un manual para interpretarla, sino que instituyeron presbíteros y obispos para el cuidado de la Iglesia, quienes cuidaban que los fieles no se alejaran de la sana doctrina, es de notarse que cuando la Biblia habla de autoridad, nunca habla de ella misma, sino de los presbíteros, obispos, y apóstoles de la Iglesia. No es que la Iglesia no acepte la autoridad de la Biblia por ser Palabra de Dios, el magisterio no está por encima de las Escrituras, sino que la sirve fielmente. CIC. 86.

 

Hb 13,17…obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos

Hch 15,24… hemos oído que algunos han salido de nosotros a los cuales no dimos orden...

Hch 20,17-28…cuiden de si mismos y de todo el rebaño, en el que el Espíritu Santo les a puesto cómo obispospastoreen la Iglesia del señor que él mismo ganó con su sangre.

Hch 14,23… constituyeron presbíteros en cada Iglesia, y después de ayunar y orar los encomendaron al Señor en quien habían creído…

Rm 13,1-2… Toda alma se someta a las autoridades superiores porque no hay autoridad que no haya sido puesta por Dios, y las que son, por Dios han sido ordenadas. Así que el que se opone a la autoridad a la ordenación de Dios se resiste y aquellos que resisten se ganan la condenación para sí.

Flm 8… por lo cual,  aunque tengo en Cristo libertad para mandarte lo que conviene, prefiero…

1 Ped 5,5… de igual manera jóvenes, estad sujetos a los presbíteros

 

El día que yo vea en las enciclopedias o en algún libro de historia universal confiable, a un personaje de cualquier otra denominación que no sea la católica romana, que haya instituido o escrito sobre los libros que debía contener la Biblia, simplemente desmorono mis escritos y me retracto de mentiroso, pero en toda la historia siempre se ve la mano y autoridad de la Iglesia Católica por juntar el canon de escritos cristianos.

 

Ahora pasemos al canon del antiguo testamento. Para esto los hermanos citan lo siguiente:

 

Lc 24,27-45… Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían…

 

Y dicen que Jesús sancionó los treinta y nueve libros que componen el antiguo testamento cómo auténtica Palabra de Dios, y que estas eran las Escrituras que él había venido a cumplir, si notamos, esto fue camino a Emaús, o sea, Jesús iba caminado con sus discípulos, en ningún momento tenían algunas escrituras, sino que les iba explicando sin mostrarle ninguna Biblia, por tanto no sentenció ningún canon al no tener ningún libro en la mano.

 

Para decir que los deuterocanónicos son apócrifos, Los hermanos separados citan ciertas cosas que los escritores de los libros deuterocanónicos, que según dicen hablar por su cuenta y no de parte de Dios. Pues bien, entonces tendríamos que admitir también que los apóstoles en ningún momento al escribir se dijeron a sí mismos iluminados por el Espíritu Santo o “yo escribo departe del Señor lo que a continuación les relato” o “este escrito es revelado e iluminado por Dios” podemos recordar que san Pablo dijo algo parecido pero al revés, por ejemplo:

 

1 Co 7,12… yo digo, no el Señor, que si algún hermano…

2 Co 11,17… lo que yo hablo no lo hablo según el Señor

 

¿Por estos versículos vamos a decir que las cartas a los corintios no son inspiradas? Hay una sola excepción cómo lo vemos con Juan cuando escribía el Apocalipsis (Ap 1,1), él si se dijo inspirado antes de comenzar a escribir. Ahora bien si siguiéramos el argumento de que los escritores de los libros deuterocanónicos no se dijeron así mismos inspirados, tendríamos que descartar como inspirados la mayoría de los libros de la Biblia y casi todos los de nuevo testamento, inclusive, hay escritos apócrifos que si se dicen inspirados por Dios por ese hecho ¿tendríamos que aceptar que si son palabra de Dios?. Juan dice que su evangelio es un testimonio escrito por él, en ningún momento se dijo que habló de parte de Dios (Jn 21,24). O también Lucas, él menciona que escribe un relato para Teófilo (Lc 1,1-4) nunca se dijo iluminado por Dios, de esta manera los comentarios en contra de los escritores de los libros deuterocanónicos salen sobrando ya que se ignoran que tampoco los autores del nuevo testamento se dijeron iluminados por el Espíritu Santo.

 

Lo que vemos en Lc 24,27-45 de ninguna manera dice que el antiguo testamento debía ser constituido por 39 libros, aquí nada mas se habla deMoisés, o sea, los cinco primeros libro de la Biblia, y continuó por los profetas, pero en ningún momento declara qué profetas, inclusive no habla de los libros históricos, y si nos damos cuenta, los libros de Ruth y Cantar de Cantares nunca son citados en el nuevo testamento y por si fuera poco los libros de Ester y Cantar de Cantares que son canónicos nunca mencionan a Dios, y ni el de Cantar de Cantares de Salomón menciona a Salomón.

 

Muchos hermanos hablan sin saber qué es lo que dicen los libros deuterocanónicos, simplemente les llaman Apócrifos porque así se los ha inculcado la tradición de su Iglesia. Los libros deuterocanónicos fueron rechazados en el canon de los judíos, pero 70 años después de la resurrección de Cristo, ya cuando ellos no tenían ninguna autoridad sobre la Iglesia que Cristo encomendó a los apóstoles y los apóstoles a sus sucesores.

 

Martín Lutero no rechazó definitivamente los libros deuterocanónicos por haber sido quitados por los judíos, sino que los puso en un apéndice, fue en el año 1835 la primera vez que imprimieron la Biblia sin los siete libros deuterocanónicos.

 

Ahora bien, recordemos que Alejandría era el lugar mas importante de Judíos que no estaba en tierra santa, ellos al igual que los Judíos dispersos en el mundo si aceptaban los siete libros deuterocanónicos, a este canon se le llamaba el “canon alejandrino” “Septuaginta” o bien conocida en ese tiempo cómo “la Biblia de la diáspora” (de los dispersos) que era la versión utilizada por los Judíos fuera de tierra santa, y muy probablemente, Jesús pudo en algún momento de su vida tenerla en sus manos cuando estuvo fuera de Jerusalén. Y claro, mucho mas San Pablo, y los demás apóstoles viajeros tuvieron las escrituras que contenían un libro o más, que los hermanos separados llaman apócrifos, Los cristianos dispersos por obvias razones utilizaban la Septuaginta (1 Ped 1,1) por lo tanto con 46 libros. Cuando la Iglesia Católica recopiló el canon definitivo en el concilio de Cartago no pidió autorización a ningún judío. Los hermanos separados interpretan Rm 3,1-2 cómo que los judíos tienen la autoridad del antiguo testamento, pues bien, si fuera así, igualmente ellos tienen la autoridad de interpretártelo, pero como ya vimos, cuando la Biblia habla de Palabra de Dios, no necesariamente significan las escrituras, porque aquí Pablo no dice escrituras, sino mas bien, que a ellos les fue confiada la Palabra de Dios y las promesas de Dios para con el pueblo de Israel, a quienes se les prometió el Salvador, que no aceptaron, el objetivo de los líderes Judíos cuando juntaron su canon era regresar al canon hebreo, y distinguirse así de los cristianos, que en su mayoría hablaban en griego, y por consecuente utilizaban la versión de los setenta, de seguro me preguntarás ¿Por qué? Es muy lógico, la gran cantidad de judíos que fueron convertidos fuera de tierra santa hablaban griego, lo cual nos indica que tenían muchas veces en sus escrituras los libros deuterocanónicos, en ese tiempo había 2 tipos de canon, el de 39 y el de 46, que relativamente no era importante el utilizar un canon u otro.

 

Las versiones más valiosas de la Biblia hebrea son las traducciones al griego. En algunos casos las versiones griegas presentan un material superior al de la hebrea, ya que se basan en textos hebreos más antiguos que los que nos han llegado hasta hoy. Muchos de los manuscritos griegos son mucho más antiguos que los manuscritos de la Biblia hebrea íntegra, y fueron incluidos en copias de la Biblia cristiana completa que datan de los siglos IV y V d.C. Los manuscritos más importantes son el Códice Vaticano (en la Biblioteca del Vaticano), el Códice Sinaítico y el Códice Alejandrino (ambos se encuentran en el Museo Británico). La versión griega más importante se denomina Septuaginta (en griego, ‘setenta’), porque la leyenda afirma que la Torá fue traducida en el siglo III d.C. por 70 (o 72) traductores. Tal vez, la leyenda sea cierta en algunos aspectos: la primera traducción al griego incluía sólo a la Torá y fue realizada en Alejandría en el siglo III a.C. Más tarde se tradujeron las demás Escrituras hebreas, aunque parece lógico que esta tarea fuese realizada por otros eruditos cuya pericia y concepciones eran distintas.[1]  



[1]Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation.

 

Para descartar pues, que sean apócrifos, tenemos que decirles a los hermanos separados que en realidad si fueron citados por los apóstoles, y algunas cosas mencionadas fueron cumplidas por Cristo:

 

  • En Sab 2,12 en adelante hay una profecía que Jesús vino a cumplir y no se encuentra en Isaías ni en ningún libro canónico, al mostrar éste texto, fácilmente se podía convertir a un judío de la época en cristiano.

  • Jesús habló de Eclo o Sir 7,14. en lo que dijo en  Mt 6,7 sobre las letanías de los paganos.

  • Así cómo cuando dijo sobre el perdón al prójimo para poder recibir el perdón en Mt 6,14 citó Eclo o Sir 28,2 esto no viene contenido en ningún libro canónico. Pues en los canónicos del antiguo se dice sobre el amor solamente a los amigos, y castigo de ojo por ojo y diente por diente.

  • También por ejemplo: la dedicación del Templo (Jn 10,22) que pasó en el tiempo de la insurrección de los Macabeos, así como su purificación (Jn 2,13-17) imitando algo que sólo está contenido en estos libros, cuando Judas el Macabeo que menciona el libro de los Macabeos, quitó del templo a los profanadores, así mismo, Cristo quitó a los vendedores del templo (1 Mac 4,36-59) (2 Mac 10,1-8).

  • 2 Mac 2,1-8 habla de que el arca de la alianza ocultada por Jeremías aparecería, ya que venga el tiempo en que Dios reúna a su pueblo, (nuevo pacto) esto se cumplió en Ap 11,19-12,2. cuando aparece la nueva arca de la alianza.

  • En Mt 7,12  y Lc 6,31 Jesús repite algo que solo está en Tob 4,15.

  • Juan toma la idea de Baruc 3,38 al hablar sobre la encarnación de Dios (Jn 1,14).

 

El Libro de la Sabiduría de Salomón, era ampliamente aceptado por todos los Judíos, pero lo quitaron porque se oía “muy cristiano” si un Judío  leía el capítulo dos, calaría muy hondo en su mente, sobre todo por saber lo que hicieron con el Nazareno, o se convierte en cristiano, o vive con el pecado de no convertirse y seguramente se condena. Esa fue la principal razón del haberlo quitado.

 

El profeta Isaías es el que mas habla sobre Jesús, pero este era imposible que lo quitaran, pues es de los profetas mayores, así como Jeremías y Daniel.

 

Véase también:

 

- Rm 1,24 Pablo repite las críticas del pueblo Judío a los paganos Sab 11 al 12

- Rm 1,19-32 - Sab 12, 24 a 13, 9.

- Rm 4,3 cita no sólo Gn 15 también alude a Sab 10,5 y Eclo 44,20-23

- Rm 5,12 – Sab 1,13 y 2,24.

- Ef 6,14-17  la idea de Sab 5,17-20.

- Stg 1, 19 - Eclo 5, 11.

- 1 Ped 1, 6-7 - Sab 3, 5-6.

- Hb 1, 3 - Sab 7, 26-27.

- En Hb 11,35 Pablo habla con claridad sobre el capítulo 7 de 2 de Macabeos.

 

Estos anteriores sólo por mencionar algunos. Los apóstoles para escribir tomaron ciertas cosas de los libros deuterocanónicos que no vienen en los canónicos, los padres apostólicos también tomaron ciertas citas. Cómo por ejemplo:

 

San Clemente, obispo de  Roma, año 90  d.C. “Epístola a los Corintios”

Cap. 27,5…  ¿quién le dirá? ¿Qué has hecho  o quien contrastara la fuerza de su poder?

Es Sab 12,12

 

Orígenes, año 230 “De Principiis”

Cap. 3,4… Cristo es imagen de su bondad…

Cita Sab 7,26

 

Didajé o Didaké,  año 60-90 d.C.

Cap. 4,5… no seas de los que extienden la mano para recibir y la encogen para dar.

Es texto de Eclo 4,31

 

Estas anteriores son sólo para dar ejemplo, pero citaron muchas mas, aun así la Iglesia no basó su decisión en los padres de la Iglesia, de poner en el canon del antiguo testamento los escritos deuterocanónicos, sino porque fueron, como vimos, en algún momento utilizados por los apóstoles que viajaron fuera de Palestina para hacer su predicación (en griego), en la cual, por lógica tuvieron en algún momento este canon, o parte de él. Los apóstoles y los padres apostólicos también citaron directa o indirectamente libros apócrifos, pero no para dar regla de fe, sino para referenciar una enseñanza moral, así cómo Judas (14-16) citó palabras que no vienen en la Biblia, pues ¿Dónde estará el libro del profeta Henoc entonces? Este es un libro apócrifo Judío. También en 1 Co 15,33 Pablo repite algo que ya había dicho un personaje pagano tres siglos antes de Cristo, se llamaba Menandro. Es lo mismo que hoy citamos enseñanza moral de personajes que no vienen en la Biblia, por ejemplo: las enseñanzas de Platón, las enseñanzas de Aristóteles, o bien políticos cómo Benito Juárez, Mahatma Gandhi, que son buenas pero no son enseñanzas de fe, sino referencias de moral y humanística.

 

Después de lo que he mostrado, cada quién tiene su última palabra en decir en su corazón, si los libros del segundo canon son apócrifos. Para nosotros los católicos, son un complemento importantísimo, y la misma Palabra de Dios, pues hay cosas que las Biblias protestantes no tiene pero que Jesús vino a cumplir, la diferencia en el canon entre católicos y protestantes, es una prueba mas de que la Iglesia Católica, es la “Iglesia de los apóstoles”. (Descartamos la posibilidad de que la Iglesia la luz del mundo sea la restauración de la Iglesia primitiva, porque utilizan el canon hebreo de 39 libros en el antiguo testamento) Los primeros cristianos, utilizaron el canon alejandrino de la Biblia, que por herencia recibieron de los Judíos conversos fuera de Palestina y que además, el griego era el idioma universal de los siglos I y II, la prueba está en que los apóstoles escribieron en griego excepto Mateo.

 

Hay evidencia de que san Pablo leyó un rollo largo (Septuaginta), pues tomó la lectura una vez en Antioquia, donde ya no pertenece tierra santa.

 

Hch 13,14-15… llegaron a Antioquia… Después de la lectura de la ley y de los profetas, los dignatarios de la sinagoga mandaron decirles…

 

Está claro que aquí no dice que leyeron los libros deuterocanónicos, pero también está claro que Pablo tuvo un rollo del canon largo, o también llamado alejandrino, es el mismo canon que San Pablo tenía en sus viajes y que citaba para elaborar sus cartas, y por consecuencia tenían uno o más libros deuterocanónicos, lo cual, por lógica san Pablo aceptaba como Palabra de Dios. A todo esto, no entiendo cómo los protestantes aceptan las decisiones de personas que rechazaron a Cristo y que definieron su canon años después de Cristo. Nosotros los católicos preferimos usar el total de libros que utilizaba la Iglesia primitiva.

 

Los  primeros  cristianos  y el  Nuevo Testamento

 

Para darnos una idea de que el nuevo testamento no fue canonizado hasta el 397 d.C. y dada lista alguna cómo la de hoy hasta el 365, y así descartar una vez más que la Biblia haya sido instituida por los apóstoles o hayan sido la ley del cristiano los 27 libros que hoy la componen, vamos a ver los que dijo la Iglesia antes de los concilios de Hipona y Cartago y el sínodo Romano, inclusive san Ignacio de Antioquia dejó muy en claro que tomar las escrituras como los fundamentalistas de hoy no era bueno ni cristiano, pues condenó a todos aquellos que querían basar su fe en las escrituras y que de lo contrario no lo creían.

 

San Ignacio de Antioquia, año 107 d.C. “Epístola a los Filadelfos”

 

Cap. VIII, 2… Os los advierto, porque oí a algunos que decían: si no lo corroboro en las escrituras lo que es el evangelio (que predicaba san Ignacio) no lo  creo. Mas yo les contesté: pues está escrito. Y ellos me respondieron: pues es lo que hay que probar. Ahora bien, para mi todas las escrituras se basan en Jesucristo, mas las escrituras intachables son su Cruz y su muerte, su resurrección  y la fe que de él nos viene, en esas escrituras quiero ser justificado…

 

Es cierto lo que dice san Ignacio, si todo lo comprobáramos por las escrituras no existiría la fe, pues una fe que se base solo en escrituras y que de no venir en ellas no lo creen, no se le puede llamar fe, esa fe no salva. La fe no se comprueba con versículos que capte nuestra inteligencia humana, pues a eso se le llama racionalismo, mas no fe, la fe es un don de Dios que se acepta, creer solamente por las escrituras, es primero creer en las escrituras antes que tener fe en Dios, he notado que en muchos credos de otras denominaciones dicen por ejemplo: Creo en la Biblia, que Dios me ha dado como única regla y todo lo que hay que creer. [10]

 

San Justino mártir  año 155 d.C.  “Apología Primera”

 

…Y en efecto, los apóstoles, en las memorias que escribieron, así nos lo transmitieron…

(Justino utilizó algunos evangelios en su apología, pero no declara que evangelios, en este tramo estaba hablando sobre la Eucaristía, varios evangelios apócrifos también hablan de la última cena.)

 

Tertuliano, año 200 d.C.  “Contra Marción”

 

Es evidente que toda doctrina que esté de acuerdo con las Iglesias apostólicas, madres y fuentes de la fe, deben ser consideradas como verdaderas, ya que de verdad contienen lo que la Iglesia ha recibido de los apóstoles, como estos la recibieron de Cristo... habrá que considerar como herejía lo que se haya introducido con posterioridad, y hay que tener como verdad lo que se halla transmitido desde el principio por la tradición.

 

Serapión  de Antioquia 211 d.C. “Única Epístola”

 

…nosotros, en efecto, hermanos, recibimos tanto a Pedro cómo a los demás apóstoles cual si se tratara de Cristo mismo, pero rechazamos con conocimiento de causa las obras falsificadas con sus nombres, sabiendo que semejantes escritos no los hemos recibido por tradición. Yo, cuando me encontraba en medio de vosotros, suponía que todos estabais adheridos a la verdadera fe, y por no revisar el evangelio atribuido a Pedro, que ellos mismos me presentaban, dije que, si era aquello lo único que les acongojaba, podían leerlo. Mas ahora, al enterarme de que su verdadero sentir estaba enmarañado en cierta herejía, a juzgar por lo que se me ha dicho, me apresuré a personarme de nuevo entre vosotros. Así, pues, hermanos, esperadme en breve. Por nuestra parte, hermanos, después de darnos perfecta cuenta de la herejía a que estaba adherido Marción, quien llegaba a contradecirse a sí mismo...

San Eusebio de Cesárea, año 339 d.C. “Historia Eclesiástica”

…Y por lo que se refiere a los llamados hechos suyos (de Pedro), y al Evangelio que lleva su nombre y a lo que llaman su predicación y su Apocalipsis, sabemos que no han sido en manera alguna incluidos por la tradición entre los católicos, pues ningún escritor eclesiástico antiguo o contemporáneo (padres de la Iglesia) se sirvió de testimonios procedentes de tales obras. Por otra parte, el estilo desdice de las maneras apostólicas; además, las sentencias y principios del contenido, en total desacuerdo con la verdadera doctrina, demuestran claramente que se trata, en efecto, de teorías inventadas por herejes. Porque tales obras no deben ser catalogadas siquiera entre las apócrifas, sino rechazadas por absurdas e irreverentes.

 

Teodoreto de Cirene  460 d.C. “Haeret Fabularum”

 

“(la secta de) Los nazarenos son judíos que honran a Cristo cómo hombre justo y que se sirven del evangelio llamado según Pedro”. 

 

Como vemos, en el 460, había sectas que todavía se servían del evangelio de Pedro, cuando este en el 211, ya se había descubierto como evangelio hereje, así, otra vez tenemos la seguridad de que el canon bíblico no se puso por sí sólo, ni lo instituyeron los apóstoles, sino que fue de gracias a la intervención de los obispos que se pudo llegar a un acuerdo sobre los escritos que habían de leerse, más nunca se pretendió, tenerlos como un todo, porque simplemente, era imposible que se haya escrito toda la doctrina apostólica.

 

Es de notar también, que la primera lista del canon bíblico de hoy, se dio a conocer en el 365, cuando Constantino ya había muerto en el 337, lo cual, aseguramos por lógica que si la Iglesia Católica fuera producto de una apostasía, o fundada por Constantino, entonces todas las iglesias y sectas tiene un nuevo testamento salido de la apostasía.

 

En los tratados anticatólicos de Chick publications, es una verdadera lástima ver en un pequeño espacio tantas tonterías, notemos cómo en el primer cuadro se observa  a Constantino recibiendo la Biblia de manos de san Jerónimo, cuando ni siquiera se conocieron ¿Por qué? Porque Constantino ya había muerto en el año 337 d.C. cuando san Jerónimo todavía no nacía, el vino al mundo hasta el 345 d.C. y más aún, fue por orden del papa Damasco I en el 382 que San Jerónimo tradujo la Biblia al latín. En la advertencia que viene, ya sabemos que responder. Y se menciona que Constantino fue el primer papa, que para desgracia de algunos la historia no lo menciona en la lista de los obispos de Roma.

 

 

¿Seguirán los hermanos separados propagando las mentiras de Jack T Chick? ¿O algún día buscarán la verdad fuera del fanatismo religioso? Rogamos a Dios para que traiga la paz al corazón de quien publica, vende, o  bien, reparte este tipo de folletos en las calles, que de cristianos, y búsqueda de la verdad no tienen nada.

 

¿Cómo nos  ha  llegado  la  Biblia?

 

Cuando se constituyeron los libros del nuevo testamento, el papa Damasco I pidió a San Jerónimo (abajo) que tradujera toda la Biblia al Latín, que en ese tiempo se estaba convirtiendo en la lengua mundial, desplazando poco a poco al griego. Para el Papa Damasco hubiera sido fácil mandar a quemar el códice, donde dicen los hermanos que contradicen la doctrina católica. Pero al contrario, mandó a que se reprodujera al latín, una lengua más entendible, y conservó el códice original. En el transcurso de los años, las Biblias eran encomendadas a los monjes, quienes con gran labor, y estudio bíblico, copiaban letra por letra, porque no había imprenta.

 

A través de los años, la Biblia nunca fue tomada cómo toda autoridad, por lo difícil que era copiarla, la autoridad de la Biblia siempre fue de la mano de la Iglesia, la que es pilar y base de la verdad, (1 Tim 3,15) (Mt 18,17). Todos los que amamos la Biblia, tenemos una gran deuda con los monjes, aquellos a los que los hermanos separados dicen: - ¿Donde vienen en la Biblia los monjes? los monjes surgieron en los primeros siglos del cristianísimo, son personas que se apartaron del mundo y se entregaron a Dios, en cuerpo y alma. Ellos fueron los encargados de la reproducción de las escrituras, tenían un espacio especial para esta labor, a la que se le llamaba la sala capitular.

 

La sala capitular era un espacio importante del monasterio, donde se reunían los monjes para deliberar o leer los capítulos de sus reglas monásticas. Una estancia, adyacente a la Iglesia, acogía el scriptorium, donde algunos monjes trabajaban copiando manuscritos o iluminando los libros con espléndidas miniaturas.[11]                                                              

 

Muchos hermano atacan a la Iglesia diciendo que ella ocultó las escrituras a los fieles, esto nos hace insinuar que Martín Lutero o Wycliff fueron unos descubridores, pero no es así, ellos eran teólogos católicos maestros de Biblia para el pueblo, en las misas que desde siempre se hacen en la Iglesia por orden de Cristo se lee la Palabra de Dios, en ese tiempo se hacían en latín, que era una lengua mayormente entendible antes de su desplazamiento debido a que los idiomas regionales comenzaron a hacerse más fuertes, era prácticamente imposible entregar la Biblia a toda la gente, en realidad obtener una Biblia era posible sólo de la gente rica, que podía pagar tan buen trabajo a los monasterios que se encargaban de su reproducción y sobre todo de elaborar tan difícil material (ya eran finos pergaminos) para plasmar en él la Santa Palabra de Dios, inclusive, si la Biblia hubiera sido dada a los fieles no la podían leer, por ser analfabetas en su mayoría, la educación era también privilegio de la gente adinerada, pero la Biblia era siempre leída en misa, dentro de lo que hoy llamamos, liturgia de la palabra, los fieles no sabían leer ni escribir el latín, pero fue el idioma universal que todos en Europa entendían o por lo menos trataban de entender.

 

Algo que debemos de considerar, es que las homilías se daban en idioma nativo, en el cual los fieles conocían las escrituras, no por su lectura, sino por la narración del presbítero. No podemos condenar a la Iglesia por no entregar la Biblia a los fieles, porque simplemente era imposible, hoy muchos se jactan de “regalarla”, pues claro, ¡¡ya hay imprentas y las Biblias no cuestan mucho!!

 

Hoy en día es fácil conseguir una Biblia y leerla, debido a que el mundo desde hace un siglo apenas avanza en educación. Pero hasta la edad de nuestros abuelos era difícil que todos supieran leer. Entonces, si la gente apenas tuvo la necesidad de leer en el siglo pasado ¿Todo el mundo que no pudo leer la Biblia se condenó?, no lo creo, al decir que la Biblia es la única regla para ir al cielo no piensan en los tiempos pasados, donde la evangelización no fue a base de biblicazos, sino que se conoció a Cristo por palabra. Algo que debemos tomar en cuenta es que existen tres mil códices antiguos, sólo cinco de ellos están casi completos y otros muy incompletos, entre los que hay sólo extractos de epístolas o evangelios, entre los códices existen 200,000 variaciones en el texto, llegando a una diferenciación de ideas, es por eso que muchas traducciones omiten versículos dependiendo del códice que hayan traducido, lo cual aquí es donde quisiera preguntar: si la Biblia es la única regla de fe ¿Cuál de todas debemos leer? Todos los códices varían, los hermanos leen sus Biblias y dicen: -“ésta es Palabra de Dios infalible e inspirada y mi única regla de fe” pero ¿Cómo saben que la traducción de su Biblia es la infalible e inspirada? Es imposible estar sujeto a la Biblia, porque simplemente no sabemos a cuál de todas, recordemos que no existe escrito alguno de puño y letra de ningún apóstol. Entonces ¿Quién nos asegura estar en la verdad? El seguir solo a la Biblia no nos lleva a encontrar la verdad completa, la respuesta es muy sencilla, si Dios hubiera querido que estuviéramos sujetos a la Biblia inspirada por él mismo hubiera librado del error a quien copió los manuscritos ¿No crees?

 

La Palabra de Dios es infalible, cierto, pero el que copió los textos no lo es. Por eso Cristo mismo nunca pretendió que estuviésemos sujetos a la pura Biblia sino a la Iglesia en quien depositó su autoridad (Mt 18,17-18) y la única Iglesia que hoy en día puede enseñar sin error la Biblia es la Iglesia Católica. Ninguna otra Iglesia puede reclamar 20 siglos de existencia, por lo tanto 1 Tim 3,15 no se aplica a ellas. Siguiendo con la historia. Fue hasta el años de 1445 cuando con la invención de la imprenta, gracias a Johann Gutenberg (católico) se pudo tener mayor acceso a copiar de forma más rápida la escritura, y precisamente, fue la Biblia el primer libro que salió del gran invento de Gutenberg, siendo la primera edición en Latín, a esta se le llamó la Biblia de Gutenberg.

 

Las primeras ediciones de la Biblia, fueron hechas en latín, más tarde surgieron impresas a diferentes idiomas:

 

1456 Latín     1466 Alemán    1471 Italiano    1478 Catalán       1488 Checo       

1522 Holandés   1530 Francés    1827 Turco     1535 Inglés       1541 Sueco       

 1553 Español     1561 Polaco        1581 Eslavo  1584 Islandés  1588 Galés       

1590 Húngaro     1599 Hebreo     1671 Árabe   1685 Irlandés   1853 Armenio  

 1688  Rumano  1743 Georgiano  1751 Portugués  1864 Búlgaro.

 

Cómo podemos observar, no fue Martín Lutero quien tradujo la Biblia al alemán, Lutero nació en 1486, cuando la Biblia, ya había sido hasta impresa en su idioma natal 20 años antes, lo cual, rompemos con el mito que tienen muchos hermanos separados de que Lutero fue el que tradujo la Biblia al alemán para entregarla al pueblo, inclusive, podemos tener la certeza de que fue impresa en serie, no sólo una vez. Y así nos damos cuenta que la Iglesia Católica nunca detuvo a Gutenberg por su invento ni por nada, que lo único que estaba haciendo era reproducir más y más la Biblia en idiomas de diferentes regiones de Europa. El decir de los hermanos separados de que la Iglesia Católica guardó la Biblia para no mostrarla al pueblo, y que no la tradujo en idiomas natales, es de los más grandes mitos que se nos han inventado. Lutero era Católico, maestro de Biblia, todos los fieles que iban a misa escuchaban la Palabra de Dios, y aparte el sermón de boca de Lutero, es imposible decir que Lutero como católico escondía la Palabra de Dios al pueblo, pues hacía lo mismo que hoy hacen todos los sacerdotes; leer la Biblia en público y predicar sobre ella en público. Además de que todos los códices antiguos y medios antes de Lutero fueron copiados por católicos. Es por eso que el mito de que odiamos la Biblia, cae en los más grandes absurdos. No por el hecho de que las Biblias hayan salido impresas en idiomas diferentes, pensemos que fueron traducidas a el idioma regional hasta entonces, pues los monjes que se encargaban de su reproducción, sabían el latín, y el idioma natal de su respectiva región, dando a luz a traducciones de la Biblia a los idiomas nativos, antes de que se inventase la bendita imprenta, con la cual, hoy puedo tener en mis manos, una Biblia para estudiarla en mi Iglesia, aquella Iglesia en quien puedo confiar la interpretación, porque sabiendo la historia de que ella y sólo ella, estuvo al cuidado de la Palabra de Dios, puedo confiar en su interpretación, porque no puedo decir que amo a un libro, pero rechazo al que lo ha constituido, y ha cuidado de él para que pueda conocer a ese Dios que ya me habían predicado cuando era niño. [12]

 

 

Los protestantes no tendrían a Lutero cómo héroe, ya que no se han enterado que se quiso deshacer de la epístola de Santiago, y añadiendo lo que ya sabemos a la de romanos, lo cual nos hace dudar si de verdad pretendía entregar la Biblia al pueblo. Más bien lo que quería era que el pueblo le creyera.

 

Aunque la epístola de Santiago fue reconocida cómo texto canónico ya en el siglo II, entonces —o quizá más tarde— no todos aceptaron esta decisión sin manifestar sus reservas. Martín Lutero, por mencionar a uno de los opositores más encarnizados, objetó con energía contra el libro. Consideraba que partes del mismo se contradecían con las enseñanzas de san Pablo, y llegó a tildarla de "epístola de paja". Sin embargo, en los últimos años Santiago ha sido aceptado en general de forma más favorable.[13]

 

La Biblia nunca se leyó en versículos cómo el día de hoy, desde siempre se ha leído en las misas textos completos para no salir de contexto, fue hasta el año de 1228 cuando, de manos del Arzobispo Esteban Langton, la Biblia fue dividida en capítulos, tramo por tramo, que son los mismos capítulos que hoy tienen las Biblias católicas y protestantes, mas tarde en 1551, la división de versículos fue de manos de Roberto Stephens (católico) (no el antropólogo), que se los agregó a la  traducción de la Vulgata Latina, fue con el propósito de su fácil estudio en las universidades de teología, esta división mas tarde se perfeccionaría pero ahora por manos protestantes (ahora si se vio la mano de los protestantes en la Biblia).

 

Debemos tener mucho cuidado de no entregar las escrituras a los gentiles para que se conviertan, cómo muchos hermanos y grandes sociedades Bíblicas protestantes lo hacen el día de hoy, mandando grandes cantidades de Biblias regaladas a países que ni siquiera saben leer su idioma, y por ende, la Palabra de Dios termina en una fogata para dar calor a un hogar, o cómo un hermoso parche para tapar los hoyos de las fincas de adobe o de cartón, o arrumbadas en un jacal, o por fin, para usos que mejor no me quiero imaginar, eso si es una vergüenza, eso no es anunciar el evangelio, la Iglesia Católica en vez de mandar Biblias, manda a el evangelio hablado, y vivo de personas que dan su vida para las misiones, antes que conocer la Palabra de Dios los gentiles tienen que conocer el amor del único Dios. Es triste ver que la gran mayoría de los hermanos separados, se dedican a evangelizar a los que ya conocen a Cristo, En vez de ir por donde no hay evangelizados como lo hacía San Pablo (Rm 15,20), se van a los que ya conocemos a Cristo, pretendiendo anunciar el evangelio en las ciudades evangelizadas.

 

Eso no es anunciar el evangelio, sino anunciar sus doctrinas, ¿Por qué no van a anunciar la salvación a los gentiles? Los verdaderos misioneros no están en las ciudades evangelizadas, sino donde están los paganos, donde están los que no conocen a Cristo, y luego absurdamente vienen a cuestionarme: -¿Dónde está el trabajo de los católicos por anunciar el evangelio? Ni modo, así está la situación, no hay peor ciego que el que no quiere ver, es por ello que la proliferación de las sectas protestantes ha venido a ser un paso atrás en la evangelización mundial pues ellos se dedican a pretender evangelizar a los católicos de las ciudades, eso no es cumplir con Mt 28,19-20, si nos uniéramos cómo Cristo desea (Jn 17,21) la evangelización avanzaría y más almas en el mundo conocerían a Cristo.

                                                                                              

 La  Biblia  de  Wycliff

 

Es común de los hermanos separados, tomar a John Wycliff cómo un héroe, lo toman casi cómo un descubridor de la Biblia, y el primer traductor de la Biblia a la lengua inglesa, he visto cómo muchos pastores lo llegan a mencionar cómo “un hombre de Dios” sin saber la historia y biografía de Wycliff, será por ignorancia o por malicia, pero esperemos que sea por la primera razón.  John Wycliff fue un teólogo del siglo XIV que fundó a los lolardos.

 

Cuando Wycliff se disponía a entregar su “Biblia” reproducida al pueblo inglés, fue arrestado por la inquisición, y los hermanos separados concluyen que fue: para que la gente no se diera cuenta de que la Iglesia Católica es mala y no cumple la Palabra de Dios, pero ¿han examinado la doctrina que Wycliff puso en sus Biblias? Investigando un poco sobre sus pensamientos, y doctrinas nos damos cuenta fácilmente porqué fue arrestado. Pues bien, cuando tradujo su Biblia al Inglés, fue arrestado porque agregó doctrinas falsas como la predestianción y el panteísmo a la misma, tergiversando varios textos bíblicos,  la Iglesia nunca estuvo en contra de la traducción de la Biblia, sino en contra de la herejía que profesaba Wycliff, esto nos lo puede afirmar cualquier enciclopedia:

 

De mucha mayor importancia que los demás movimientos heréticos del mismo género, violentamente reprimidos por la inquisición, fue el sistema de Juan de Wycliff (m. 1384) en Inglaterra. Todos los errores que habían aparecido entre los apocalípticos, los Valdenses, Marcillo y otros, se juntaron en la secta por él fundada, la cual sirvió de punto de transición de la antigua herejía á la nueva dirección herética universal del protestantismo.» Su doctrina fundamental era un exagerado realismo panteísta, y unpredestinacionismo que amenazaba á todas las libertades morales. Todo es Dios.[14]

 

Con este pequeño fragmento que he obtenido de su historia  nos damos cuenta que la Iglesia no lo detuvo por difundir la Biblia al inglés, sino por sus teorías heréticas, que hoy yo pienso que ningún protestante aceptará, sus Biblias fueron quemadas por lo heréticas que eran. No nos podemos quedar con que fue un hombre tocado por Dios o un descubridor de la Biblia para difundirla. Inclusive, no fue el primero en traducir la Biblia en Inglés, sino que fue Caedmon, un monje Inglés de Whitby (por supuesto Católico) del siglo VII. A este monje no se le arrestó por copiar la Biblia al inglés y componer poemas sobre la misma, así como Caedmon, podemos consultar la biografía de Veda el venerable, un erudito del Siglo VIII, monje benedictino Inglés, nacido en Wearmouth que escribió parte de la Biblia al idioma natal. En ese entonces conocido cómo idioma sajón, sus obras se conservan en los monasterios de Londres.

 

Es un mito decir que la Iglesia reprimió a quienes traducían la biblia a lenguas vernáculas, de ser así, hubiesen quemado y requemado en la hoguera a Gutenberg quien propició que las biblias fueran producidas en montones y en lenguas regionales. La Iglesia nunca reprimió la propagación de la palabra de Dios, sino que se tergiversara, y que con ello se profanaban lo que es el texto sagrado, aun sabiendo que es imposible llegar a una traducción bíblica certera, los errores de las Biblias de Wycliff fueron a propósito. Enseñémonos a ser objetivos, ¿Por qué defender a alguien que profanó el texto que amamos? Es muy fácil decir la verdad de Wycliff a medias para decir que la Iglesia Católica es muy mala, y que por lo que hizo con Wycliff prohíbe leer la Biblia, sabemos que la Iglesia no prohíbe leer la Biblia. Pero sigamos escudriñando lo de Wycliff.

 

Tras su muerte, sus enseñanzas se propagaron con gran intensidad y los lolardos (nombre que recibieron sus seguidores) distribuyeron su Bibliaque había sido publicada en 1388. Sus escritos inspiraron al reformador religioso bohemio Jan Hus a rebelarse contra la Iglesia, mientras que Martín Lutero reconoció siempre su deuda con él. En mayo de 1415, el Concilio de Constanza revisó sus doctrinas (que fueron condenadas por heréticas) y dispuso que su cuerpo fuera exhumado y quemado. En 1428 se ejecutó este decreto.[15]

 

Es más fácil aceptar que Cristo está en el pan y el vino consagrados, que aceptar las doctrinas de Wycliff, o sea, aceptar que Cristo está realmente presente en los árboles, en el viento, y en las flores para adorarle, y que cada quien nace destinado al infierno o al cielo. Quien defiende a John Wycliff debe defender lo que este hombre pensaba, el panteísmo y predestinacionismo que profesaba Wycliff, y las doctrinas de los lolardos por él sustentadas que podemos resumir en varias doctrinas propias de lo que hoy llamamos “New Age” deben ser adoptadas por aquellos pastores que defienden hoy a Wycliff como un hombre de Dios. Entre sus doctrinas también sabemos que fue de los primeros en proclamar la “sola escritura”. Si alaban a Wycliff por esto ¿Por qué no lo alaban por todas sus doctrinas?

 

 

 

 

 

La  Libre  Interpretación  de la  Biblia

 

Desde Martín Lutero se defendió con fuerza esta doctrina que consiste en que el hombre es iluminado por el Espíritu Santo al momento de abrir la Biblia, y cada uno puede entender y recibir el mensaje con claridad de Dios.

 

Esto ha sido un paso atrás a la evangelización, pues cada día gracias a esta doctrina salen nuevas sectas que se proclaman haber encontrado cada una la verdad, y la voluntad de Dios, fundan su congregación para lo que llaman “cumplir con la Biblia”, van y tratan de evangelizar con sus ideas a los que ya conocen a Cristo, edificando sobre lo que la Iglesia Católica comenzó.

 

Si fuera cierto que nada mas Espíritu Santo ilumina a cada uno a entender la Biblia e interpretarla, y no la Iglesia, a mí me gustaría preguntar ¿De parte de que congregación cristiana estuvo el Espíritu Santo? pues todas las de hoy pretenden decir la verdad. Se supone que si nada mas el Espíritu Santo nos iluminara a leer una obra de él mismo, a todos los cristianos nos tendría que decir una sola cosa, una misma doctrina ¿Verdad? Pues el Espíritu Santo no es Espíritu de confusión, sino de verdad, (1 Co 14,33) ¿A quién le vamos a hacer caso? Pues sabemos que no puede existir mas que una sola verdad, ni tampoco puede haber muchos espíritus santos, la confusión solo puede venir de otro lado menos de Dios.

 

La Biblia misma prohíbe esta posición protestante de la libre interpretación.

 

2 Ped 3,15-16… cómo también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito en casi todas sus epístolas hablando en ellas de estas cosas, entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos tuercen, lo mismo que las otras escrituras,  para su propia perdición.

 

Aquí está claro, las escrituras no se pueden tomar e interpretar a la ligera, diciendo: que el Espíritu Santo me ilumine y me pongo a predicar lo que entendí. Esto es falso, tan falso que hoy existen miles de denominaciones que dicen tener la verdad, esto de la libre interpretación de la Biblia ha venido a ser la decaída de la unidad del cristianismo que rompe con los deseos de Jesús.

 

Jn 17,21… que todos sean uno, cómo tú Padre en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, así el mundo creerá que tú me has enviado.

Jn 10,16… habrá un sólo rebañoun sólo pastor

 

La idea de Martín Lutero y John Wycliff, ha llegado a ser cada vez más un retroceso a la evangelización, cuando apenas unos años habían pasado después del surgimiento del protestantismo, ya existían más de 200 nuevos grupos con diferentes doctrinas, renaciendo entre ellos la herejía del arrianismo. La libre interpretación de la Biblia ha hecho que cada vez los cristianos estemos más alejados unos de los otros, los frutos de la libre interpretación entre otras cosas ha sido la división, que es ir en contra de la voluntad de Dios, y es de cuestionarnos, ¿Dios quería que interpretáramos las escrituras por nosotros mismos? Claramente no, las consecuencias son:

 

  •  se dividieron hasta el momento en 22 agrupaciones con diferentes doctrinas.

  • Los históricos presbiterianos en 10 grupos con diferentes doctrinas.

  • En las iglesias Bautistas hay fundamentalistas y otros no fundamentalistas, en 24 diferentes grupos con diferentes doctrinas unas de otras, y unas de características sectarias.

  • en 19 ramas doctrinales, entre: libres, autónomos, radicales, etc.

  •  en 5 denominaciones diferentes, entre ellos las del séptimo día que es la más grande.

  •  en miles de congregaciones o sectas, con diferentes doctrinas, adoptando el nombre de simplemente “cristianos”, para disimular lo divididos que están unos de otros doctrinalmente. Entre ellos han surgido ideas muy ingenuas, por ejemplo el caso del “apóstol” José Luis de Jesús Miranda, quien se proclama Dios en la Tierra, Jesucristo hombre. La libre interpretación entre los grupos evangélicos y pentecostales hace que tengan estas tendencias al fanatismo, y a tener doctrinas ingenuas, y por supuesto, la gran mayoría son anticatólicos.

  • Salidos del Adventismo los testigos de Jehová cortaron con la libre interpretación de la Biblia, el que interprete otra cosa diferente está en peligro de ser expulsado de la congregación.

  • , se separó de una Iglesia pentecostal: “apostólica de la fe en Cristo”, formando su propia denominación a base de la libre interpretación, y de ella se han separado varias ramas.

 

Es increíble ver lo dividido que está el protestantismo, y aun así la libre interpretación de la Biblia se sigue difundiendo y defendiendo.

 

Un buen día platicando con dos evangélicos de diferentes congregaciones, observé la diferencia doctrinal (fuera de sola fe y sola escritura) de los dos que se decían “cristianos” y se me ocurrió preguntar.

 

-       ¿Por qué si los dos son cristianos no se ponen de acuerdo en cuanto a doctrina?

-       A lo que uno me contestó muy pensativo: - es que no importa la doctrina ni la Iglesia, sino Cristo.

-       Y el otro también muy pensativo dijo: - ajá. (este sonido quiere decir: de acuerdo, si, o: así es).

 

Está bien, sabemos que él es nuestra salvación, pero el decir que no importan las doctrinas ni las Iglesias, ni mucho menos la Iglesia que él haya fundado, es lo mismo no amarlo ni hacer lo posible su voluntad, sino que queremos ser amados y ya. Aceptamos ser amados por él, pero nosotros no hacemos un esfuerzo por buscar la verdad ni hacer su voluntad. Al que de verdad le interesa Cristo debe buscar su verdad. El querer llegar a ser cristiano primitivo con la pura Biblia cómo lo pretende la luz del mundo entre otros, no es otra cosa más que ignorar la historia y la Biblia misma, es lo mismo que decir que amamos al Señor sin interesarnos en lo que él dijo, y la doctrina que depositó hace 20 siglos.

 

Jn 7,17-18… el que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si hablo por mi cuenta propia, el que inventa su propia doctrina, su propia gloria busca

Jn 14,23-24… el que me ama, mis palabras guardará, mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él…

 

Es interesante notar como el antiguo pacto de Dios, se guardaba tanto el orden de interpretación de las escrituras, (Neh 8,5-8) (2 Cro 19,11) (Mal 2,7). Las escrituras eran interpretadas sólo por los sacerdotes, nadie que no fuera autoridad puesta por Dios podía interpretar las escrituras al pueblo. Es absurdo creer que Dios perfeccionando las obras de su antiguo pueblo en el nuevo pacto, nos dejara en un desorden. Pero vemos que esto no lo quiso así (Lc 10,16) (Mt 10,40) a Dios le siguió gustando el orden. Como vemos, los hermanos separados pretenden hacer la voluntad de Dios con la pura Biblia, la cual, como hemos visto, la sola Biblia no basta para averiguar la verdad completa, al formar un nuevo grupo cristiano están formando una clara división, dando así que no guardan las palabras de Cristo, porque la Biblia está en contra de la división y la libre interpretación de la misma.

 

1 Co 1,10-13…os ruego hermanos en el nombre de Jesucristo que habléis todos una misma cosa y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y mismo parecer, porque he sido informado que…hay entre vosotros contiendas. Quiero decir que cada uno va proclamando: yo soy de Pablo, yo de Apolo, yo de Cefas o yo de Cristo, ¿Acaso está dividido Cristo?

Ef 4,3-5… procurando mantener la unidad en el Espíritu, en el vehículo de la paz, un sólo cuerpo, un sólo espíritu, cómo fuisteis llamados en una sola esperanza de vuestra vocación, un sólo Señor, una sola Fe, un sólo bautismo, un sólo Dios y Padre de todos…

Fi 1,27… estad firmes en un sólo espíritu, y luchen con un sólo corazón por la fe del evangelio…

Fi 2,2… colmen mi alegría poniéndose de acuerdo estando unidos en el amor, en un mismo proyecto…

2 Ped 1,20… pero ante todo entended, que ninguna profecía de la escritura es de interpretación privada

 

¿Procuras tu mantener la unidad? Hay hermanos que creen que la Iglesia de Cristo está unida pero espiritualmente, pero Pablo nos habla de que no estemos divididos ni en la manera de pensar. Vemos que con la libre interpretación de la Biblia, cada vez más se divide en cuerpo místico de Cristo (1 Co 1,13) Inclusive, Pablo mismo no fue por su cuenta tomando las escrituras, sino que fue a pedir autorización para predicar, lo cual nos damos cuenta que la libre interpretación de la Biblia, existe sólo desde el protestantismo, ¿Que le hubiera costado a Pablo haber ido por su cuenta? Sabía muy bien las escrituras antiguas, de eso no tenemos duda.

 

Ga 2,2-5… expuse en privado a los de cierta reputación (apóstoles. v 9) el evangelio que predico entre los gentiles, no sea que estuviese corriendo en vano…

 

Así mismo nos enseñó a guardar la doctrina de una única Iglesia, para evitar divisiones.

 

1 Tim 4,16…ten cuidado de ti mismo y de la doctrina, persiste en ello, pues haciendo esto mismo te salvaras a ti mismo y a los que te escuchen.

Rm 16,17…os ruego hermanos que os fijéis en los que causan divisiones y ponen tropiezos en contra de la doctrina que de nosotros habéis aprendido, apartaos de ellos…

 

Otra cosa de saberse es que los hermanos defienden  la libre interpretación con el mismo versículo de 2 Ped 3,15 en el cual dicen que Pedro no habla en contra de la interpretación libre, sino que no la pueden interpretar los indoctos, o sea los que nunca la han estudiado. Pero hermanos, seguimos defendiendo lo indefendible:

 

Los testigos de Jehová estudian la Biblia 5 horas a la semana, los mormones, que leyendo tanto la Biblia han interpretado que podemos ser dioses. Inclusive nuestros sacerdotes católicos, antes de ordenarse estudian por mucho tiempo la Biblia.  También José Luis de Jesús Miranda pastor de la Iglesia “creciendo en gracia” que estudió teología y Biblia como pentecostal ha interpretado que él es Dios, y que solo san Pablo era cristiano y los demás apóstoles eran judaizantes y apostataron. Y como otras denominaciones que leen y estudian mucho la Biblia, ¿Entonces? Seguimos teniendo un error con la libre interpretación, pues todos estudiamos la Biblia y seguimos estando separados.

 

La Iglesia al proclamar algo como dogma no es un invento o un descubrimiento o nueva interpretación bíblica cómo muchos lo quieren hacer ver, los nuevos dogmas no son revelaciones del Espíritu Santo, sino que se define un dogma por medio de la utilización de tres ciencias que son importantísimas para la interpretación bíblica, cómo lo son: la exégesis, la historia y la antropología, y sobre todo la tradición apostólica que hemos recibido. Toda la doctrina de la Iglesia es dogma de fe, pero los dogmas proclamados con anterioridad no son revelaciones del Espíritu Santo sino algo que ya había sido depositado en la tradición oral y escrita que solamente se define.

 

Es algo inimaginable que a unas palabras tan simples del Señor cómo: “Esto es mi Cuerpo” “Esta es mi Sangre” existen más de 20 interpretaciones, y sólo una viene desde hace 20 siglos con los apóstoles y padres apostólicos, que quiere decir que “la fracción del pan” es el mismo cuerpo de Cristo (Ver tema – El símbolo de la Eucaristía). A estas palabras tan sencillas del Señor:

 

  • Los anglicanos dicen que Cristo está presente en comunión pero desde el cielo.

  • Los presbiterianos, que Cristo está espiritualmente presente.

  • Los testigos de Jehová dicen que eso “significa” el cuerpo de Cristo.

  • Muchos “cristianos” evangélicos, bautistas y pentecostales simplemente dicen: ¡¡pamplinas!! Eso no es tu cuerpo Señor, es nada más un símbolo.

 

Por lo tanto, si fuéramos iluminados por el Espíritu Santo para leer la Biblia, ¿Por qué tenemos creencias diferentes si todos nos encomendamos al Espíritu Santo? ¿Por qué tenemos que seguir inclusive la interpretación del pastor? ¿Debemos de creer todo lo que él nos diga? Y si encontramos cosas nuevas en la Biblia, ¿El nos respetará?

 

Vamos a poner un ejemplo, muchas veces se nos muestra lo siguiente de algo que dijo Jesús:

 

Mt 12,46-49… ¿Quién es mi Madre, y quienes son mis hermanos?

 

Si bien es cierto muchos hermanos, (para ser sincero, todos, sólo que pongo “muchos” porque aún tengo la esperanza de que alguien no tenga antipatía por María) me han dicho que Jesús, se desligó de María, y que este es un claro ejemplo de que no le debemos rendir homenaje. Pero ojo, esta interpretación comete un error muy grave. Yo encontré que Jesús cumplió perfectamente los mandamientos (Mt 5,17), y por lo tanto dice una parte de los mandamientos de la ley, que honrarás a tu padre y a tu madre (Ex 20,12), entonces, Jesús no pudo haber dicho lo que (muchos) creen, sino más bien lo que seguía:

 

Mt 12,50… Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, es mi hermano, mi hermana y mi Madre…

 

Y María hizo la voluntad del Padre perfectamente (Lc 1,38).

 

O sea que Jesús honró perfectamente a su Madre porque si no, hubiese pecado en ese momento, o sea que no hay impedimento para nosotros los católicos de honrarla  (ver subtema – La bienaventurada). Deberían los hermanos separados de comentar esto con el pastor, y averiguar si es verdad que tolera la libre interpretación de la Biblia. Sabemos que Dios no quiere que su Palabra sea interpretada por cada quien, para eso puso una Iglesia en este mundo, así como el eunuco etíope, cuando iba leyendo las escrituras en el desierto Dios le mandó a Felipe para que se las interpretara, y cuando Felipe le preguntó que si las entendía, el eunuco le dijo:

 

Hch 8,31… ¿Cómo voy a entender? si nadie me lo explica. 

 

Notemos cómo Felipe no le dijo como los hermanos separados me dicen: - a pues pide la iluminación del Espíritu Santo, quien es el único que te las puede interpretar.

 

Y otra cosa que podemos notar, es que para esto, Felipe no le enseñó ningún evangelio escrito, sino que le predicó el evangelio de Jesús (Hch 8,35). La libre interpretación de la Biblia, fue un desastre desde el comienzo de la reforma protestante, Martín Lutero se dio cuenta del error en el que cayó. Los creyentes comenzaron una división de creencias, todos se hicieron una religión según sus deseos, resurgieron herejías antiguas que habían desaparecido, ya varios se proclamaban profetas, en pocas palabras, es el desastre que hoy vemos, cada día salen nuevos grupitos, inclusive hasta hay libros de ovnis con referencias Bíblicas, [16] también de numerología, [17] y sin olvidar el ocultismo.[18]

 

¿Sigues creyendo que está bien que cada quien interprete la Biblia a su modo? Podrás pensar que lo anterior es una profanación de la Palabra de Dios, precisamente hermano, la Palabra de Dios no se toma a la ligera, Dios estableció un orden en su Iglesia, pues interpretarla cada quien puede llevarnos a la profanación.

 

¿Qué le podría reclamar un hermano que sostiene la libre interpretación de la Biblia a los autores de dichos libros esotéricos y de ciencia ficción con citas bíblicas? ¿Por qué si proclaman la libre interpretación de la Biblia se la pasan discutiendo e insultando las interpretaciones de la Iglesia Católica? es por eso que nadie puede interpretarla a su modo, sino llevando un orden, ni siquiera pretendiendo o poniendo el pretexto de que vas a ser iluminado por el Espíritu Santo, pues más de 39000 congregaciones han dicho lo mismo y nadie concuerda en la doctrina ¿el Espíritu no está haciendo bien su trabajo?

 

Martín Lutero al darse cuenta de lo que pasaba en su tiempo dijo lo siguiente:

 

Martín Lutero,  reformador   protestante  “Grisar IV” 

 

“… Hay tantas congregaciones  y creencias como cabezas… Aquel miembro no quiere tener nada que ver con el bautismo, otro niega el Sacramento (Eucaristía), un tercero cree que hay otro mundo entre este y el último día. Algunos andan diciendo que Jesús no es Dios, unos dicen esto, otros aquello. Si alguno sueña o imagina alguna cosa, ya cree que le ha hablado el Espíritu Santo y se cree él mismo profeta…”

 

Así es señor Lutero, lo que sembró sigue dando sus frutos varios siglos después.

 

Conclusión

 

La Iglesia Católica reclama ser la madre del nuevo testamento, y ninguna más lo puede hacer, sé que es de pesar para un protestante que proclame la doctrina de la sola fe, y sobre todo que sea un fundamentalista anticatólico, pues es difícil aceptar que aquello que tanto aman, tiene su origen en aquello que tanta antipatía les provoca, pero es la verdad, y la historia lo confirma, nunca se vio la mano de ningún protestantes a través de la historia por separar los escritos apócrifos de los escritos de los apóstoles o de otros personajes, porque simplemente los protestantes aparecieron 15 siglos después de Cristo, 12 siglos después de que la Iglesia juntó el canon bíblico, no podemos decir que amamos la Biblia y no hacemos lo que ella dice, tomando la Biblia cómo autoridad cuando ella misma dice que la autoridad es la Iglesia, cuando ella misma dice que es obligación retener lo que es la tradición, entonces la Biblia ya no es su autoridad porque no la cumplen. El canon del nuevo testamento sin la Iglesia Católica no se hubiera recopilado, y en estos momentos leeríamos cualquier libro apócrifo para conocer a Jesús. La Iglesia Católica siempre cuidó del texto sagrado para no ser profanado cómo cuando lo hizo Martín Lutero, que quiso agregar a la Palabra de Dios cosas que no venían en ella, y nombró la epístola de Santiago “epístola de paja”, quiso deshacerse también del Apocalipsis porque decía horrores, así como la epístola de Judas. Pónganse a reflexionar: ¿Es entonces Martín Lutero un héroe de la Biblia?

 

El querer inventar otra Iglesia nueva, entendiendo la Biblia a su modo, es simplemente ir en contra de la Biblia misma, y es el primer paso para dejar de cumplirla desde ese momento, es en verdad absurdo cuando a un hermano separado se le pregunta ¿Y cómo sabes que tu Iglesia es la verdadera? Lo que muchas veces nos dicen es: - lo sabemos porque nosotros tomamos la Biblia al pie de la letra. ¡¡Valla argumento!! Cómo para darnos cuenta que la Biblia prohíbe la división y el inventar más Iglesias, y sobre todo, que Cristo para el anuncio del evangelio no instituyó ninguna Biblia, sino una Iglesia. Es común de muchas personas caer en idolatría bíblica, esto es, que pretenden amarrar la voluntad de Dios a la Biblia, poniendo la Biblia antes que el Señor, o que se pude pensar que al abrir la Biblia, estamos recibiendo un mensaje para el día, o abriendo la Biblia y con el dedo índice al azar, poniéndolo en algún versículo, o pensar que al momento de abrirla estamos en comunicación con Dios para darnos revelaciones, o que podemos sacar versículos cómo versos a ver a quien le pueden quedar mejor, eso es idolatría Bíblica, pensando que la boca de Dios se limita al abrir un libro. O bien, que podemos sacar códigos y fechas cómo lo hacen los falsos profetas de hoy, cómo los que usan la numerología para averiguar algo pensando que la Biblia es un libro de códigos. Lo cual todo lo anterior, nos puede llevar a la perdición. Para nosotros los católicos, la Biblia, es el alimento para el alma, porque es la Palabra de Dios, sin error ni mancha, que nos es útil para, enseñar, corregir, guiar, e instruir en justicia al hombre con el fin de perfeccionar su fe y amor a los demás.

 

En efecto, la Iglesia nunca me prohibió escudriñar en las escrituras, sino al contrario, en todas las misas desde siempre el presbítero nos exhorta: -nos sentamos para escuchar la Palabra de Dios. es cuando todos los presentes ponemos atención primeramente al texto del antiguo testamento, que viene en relación la mayoría de las veces con lo que va a decir el nuevo, y luego leemos una epístola, y enseguida escuchamos de pie, las enseñanzas y hechos de nuestro Señor, que habían sido anunciados en la primera lectura del antiguo testamento, ahí es donde está la prueba que la Iglesia Católica enseña más la Biblia, por lo tanto no se debe culpar a la Iglesia Católica porque a algún feligrés la enseñanza bíblica le entre por un oído y le salga por el otro. Cuando no ha quedado suficiente la enseñanza, en muchas parroquias se llevan estudios bíblicos y crecimiento espiritual, donde voluntariamente va la gente a estudiar la Palabra de Dios. La Iglesia ha recomendado desde el concilio Vaticano II que en estos tiempos se debe de leer más enérgicamente la Biblia.

 

Concilio Vaticano II 1963  “Dei  Verbum”

 

Cap. XI… como todo lo que afirman los hagiógrafos o autores inspirados lo afirma el Espíritu Santo se sigue que los libros sagrados enseñan sólidamente,  fielmente y sin error, la verdad que Dios hizo consignar en dichos libros para nuestra salvación…

 

Cap. XXI… es tan grande el poder y la fuerza de la Palabra de Dios, que constituye sustento y vigor de la Iglesia, firmeza de fe para sus hijos, alimento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual… Los fieles deben tener fácil acceso a la Sagrada Escritura…

 

CIC. 133. La Iglesia recomienda de manera especial e insistentemente a todos los fieles la lectura asidua de las divinas escrituras para que adquieran la ciencia suprema de Jesucristo (Fil 3,8), pues “desconocer las escrituras es desconocer a Cristo”.

 

Algo que debemos tomar en cuenta, es que hasta el demonio se sabe muy bien las escrituras, y no por eso podemos confiar en su interpretación, o en la de cualquiera que traiga una Biblia bajo el brazo (Mt 4,1-10).

 

Yo sólo puedo confiar en aquellos que dijo el Señor:

 

Lc 10,16…Quienes a ustedes escucha, a mí me escucha, y a quienes a ustedes rechaza, a mí me rechaza…

Mt 10,40… quienes a ustedes recibe, a mí me recibe, y recibe al que me envió…

Mt 18,17-18… si alguno no te oyere dilo a la Iglesia, y si no oyere a la Iglesia, tenle por gentil o publicano, en verdad os digo que  todo lo que aten en la tierra, atado será en el cielo, y todo lo que desataren en el cielo, quedara desatado en el cielo…

Jn 20,21… Así cómo mi padre me envió, yo los envío.

 

Para llegar a una verdad completa tenemos que buscar en la Biblia y en la Tradición ininterrumpida de los apóstoles, sólo así sabremos que puede decirnos la Palabra de Dios escrita, la Biblia sin la Tradición es una verdad a medias, y una verdad a medias puede confundir peor que una mentira, la Biblia y la Tradición forman la unidad. Quien sino la Iglesia Católica preservó las Sagradas Escrituras de falsificadores, herejes y cismáticos, cómo lo fueron, Lutero, Wycliff, Tyndale, y gracias a ella podemos asegurar que la verdadera traducción de la Biblia, es aquella que se complementa con la Tradición que hemos recibido de los apóstoles, la Iglesia nunca prohibió leer la Biblia, sino las pésimas traducciones que entre otras son las de los que anteriormente mencioné.

 

Vallamos pues con objetividad, a darle el lugar que le corresponde a la santa Palabra de Dios, que se hizo para la Iglesia, debe ser leída en la Iglesia, y debe ser interpretada en la Iglesia que le vio nacer. Un libro Católico, publicado por católicos, preservado por católicos, y enseñado por católicos, Dios sea bendito por su palabra escrita, pero más aún bendito sea Dios porque tengo quien me la interprete sin error.

______________________________

 

“Nos vemos obligados a conceder a los Papistas que ellos tienen la Palabra de Dios, que nosotros la hemos recibido de ellos, y que sin ellos, nosotros no tendríamos ningún conocimiento de ella…”

                   

                              Martín Lutero, Reformador Protestante “Comentario en San Juan”

___________________________

 

“El fundar una nueva Iglesia pretendiendo que cumpla con toda la Biblia, es el primer paso para no cumplirla” …“No entiendo por qué los hermanos separados que defienden tanto la libre interpretación de la Biblia, se empeñan tanto en decir que está mal lo que libremente interpretamos.”

 

                                                                                                                                         Autor

______________________________

 

“llegó una severa crisis a mi protestantismo cuando me di cuenta de que la Biblia que leían los primeros cristianos era la misma Biblia que ahora tenían los católicos, y con siete libros que mi Biblia protestante no tenía…”

                                                                                                                                                                                                                              Dr. Fernando Casanova, Ex pastor Pentecostal

 



[1]John Wycliff, fue el precursor de esta doctrina, pero Martín Lutero la puso de manifiesto al rechazar y luchar contra el magisterio de la Iglesia.

[2]Muchos hermanos separados al estar leyendo la Biblia en Ap 22,18 interpretan como la Biblia completa, debido a que tienen en sus manos, un libro, pero Juan al escribir, no tenía ninguno, sino solo lo que estaba escribiendo, en este caso, el libro del, entonces la advertencia es referente solo al Libro del Apocalipsis.

[3]El Libro de los hechos de los apóstoles termina repentinamente, sin duda el autor (Lucas) tenía el propósito de continuar su escrito, con esto nos damos cuenta que si estuviéramos sujetos solo a la Biblia, faltaría mucho por saberse.

 

[4]Se cree que la redacción de las dos cartas de Pedro fueron desde Roma, donde los testimonios apuntan que vivió sus últimos años de vida, sobre todo por su frase “os saluda la que está en Babilonia”  (1 Ped 5,13). Roma era conocida en ese tiempo como la nueva babilonia una civilización pagana que había desaparecido.

[5]Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation.

 

[7]Estaban divididos anteriormente en cuatro tomos, pero se unieron más tarde en dos.

[8] Estos libros son los de Crónicas.

[9]Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation.

[10]Por ejemplo, véase en Internet, los credos de las siguientes denominaciones “cristianas”: www.iglesiatriunfante.com/info/credo.htm , www.acym.cl/declarac.htm,http://casalibertad.com/creemos.htm o www.geocities.com/evidenciadelafe/inicio/fe.htm   donde se pone la Biblia como única y toda regla de fe, como si Dios estuviera sujeto a la Biblia y a su credo inventado siglos después de Cristo por un pastor.

[11]Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation.

[12]Cuando se estudia el catecismo y se enseña a los niños, nunca se aparta de la enseñanza bíblica. El mismo catecismo de la Iglesia Católica, se basa en las escrituras y contiene cientos de citas bíblicas sin sacarlas de contexto y argumento.

[13] Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation.

[14] Ibid.

[15] Ibid

[16]Las profecías de la Biblia, Jaime Maussán.

[17] Los códigos secretos en la Biblia, Michael Drosnin, Colección de Libros “Muy Interesante”

[18] La cosmología oculta de la Biblia, Gordon Strachan