Saltar al contenido principal

Inicio  Iniciar sesión de miembro  Quienes Somos  Contáctanos  Cotizaciones especiales  Protestantismo, Evangelio   

El ORIGEN DE LA VIDA

Por: Joel Adán Domínguez

 

Nada, hasta el día de hoy, ha demostrado como se originó la vida que vemos, todas las formas habidas en nuestro planeta y las posiblemente formas de vida que puedan haber surgido en otros planetas que todavía no conocemos, y que aunque llegásemos a descubrir vida en otros planetas, la interrogante sería la misma.

La ciencia moderna no ha demostrado si quiera un acercamiento a como se pudo originar la vida, puesto que no se ha creado en un laboratorio ni siquiera una simple célula, ha habido experimentos que han querido recrear algo imaginable, posible, si, pero aun es solo imaginable. La mayoría de los ateos se remite a decir más o menos lo siguiente:

La vida comenzó cuando la naturaleza, en determinado tiempo, tomó elementos químicos de la propia tierra combinado a las cualidades climáticas necesarias para un ambiente propicio. Así se dio origen a las primeras células[1]

Con esto resuelven todo un misterio, se cierran en que tienen la posibilidad de tener razón y así, dan paso a insultos a todo el que cree que la vida y todas las formas inteligentes vienen de Dios. Alegan que nosotros resolvemos cualquier misterio poniendo a Dios por autor, puede que si, pero a la inversa, ellos resuelven cualquier cosa que no pueden comprobar con el asar, con teorías e hipótesis alegando que es ciencia comprobada, pero una cosa es razonar un posible hecho, y otra cosa es comprobarla, por ello, hasta el día de hoy, no existe una comprobación científica que demuestre lo que hablan, solo teorías e hipótesis.

LA CONCLUSIÓN DE PASTEUR

El científico químico y bacteriólogo francés Louis Pasteur, llamado de su atención a los síntomas que la gente sufría por la ingesta de vinos, se dedicó a examinar que era lo que ocurría en el vino para posteriormente concluir porque la gente se enfermaba. Descubrió en su investigación que la gente enfermaba porque el vino contenía grandes cantidades de moho y otras bacterias que se acumulaban en las barricas o en los instrumentos que se utilizaron para elaborar el vino. De ahí en delante, se dedicó enteramente a la salubridad bacteriológica, y comprobó que si los instrumentales y contenedores del vino y de otros alimentos, se trataban con mejor higiene, las probabilidades de enfermar se reducían considerablemente, sobre todo si se trabajaba a temperaturas mas frías, o si posteriormente se trabajaba el producto calentándolo al punto de ebullición por algunos minutos.[2]

Pero Pasteur tenía una incógnita, pues no podía explicar de donde salían las bacterias, o como es que llegaban a existir en el vino y la comida. Lo único que explicaba en su tiempo ese hecho, era la teoría de la generación espontanea, deducida por Thomas Huxley, que gozó de gran aceptación dentro de la comunidad científica, esta teoría suponía que de la materia inerte espontáneamente surgían microrganismos, moscas y gusanos, lo que suponía que la vida podía abrirse paso fácilmente de cualquier materia. Estas deducciones fueron aceptadas gracias a la observancia de animales muertos y excremento, así como de la creciente vegetación en todos lados.

Pasteur, tomando esta teoría se da a la tarea de experimentar con diversos objetos de origen animal, entre ellos un trozo de carne. Limpio y sanitizó los contenedores que debía contener cada uno y los tapó herméticamente,  y los otros de la misma materia puesta los dejó destapados, pudo observar como los contenedores que estaban destapados se llenaban de moscas, que a su vez dejaban huevo al venir a comer, lo que producía larvas y mas moscas que de ahí salían, mientras que los contenedores tapados permanecían sin formas de vida a simple vista, y aunque con microscopio pudo observar que las bacterias se reproducían, estas no fueron generadas ahí, sino que comprobó después, que el mismo aire transporta millones de bacterias y de esa forma fue como habían llegado a adherirse a la comida antes de su embasamiento.

Concluyó Pasteur que la vida no puede comenzar a partir de materia inerte, esto no es teoría, es conclusión científica, por tanto, así pasen miles y millones de años en el planeta tierra, nada pudo haber comenzado la vida en todas sus formas a partir de los elementos que existen en nuestro planeta, ni de elementos conocidos llegados del espacio exterior.

Entonces aquí sigue un misterio sin resolver ¿Qué originó la vida? ¿Cómo y cuando comenzó? Hasta hoy todo es teoría, una teoría científica es una deducción a raíz de algo probable demostrado por la experimentación o posiblemente demostrado por descubrimientos, de ahí se puede deducir, pero mientras no haya nada que lo compruebe, una teoría sigue estando en el borde del bote de basura de un laboratorio, esperando ser desechada, como la generación espontanea de Huxley, murió cuando Pasteur pudo comprobar que no existe.

EL EXPERIMENTO DE MILLER

Hacia mediados del siglo pasado, el científico Aleksandr I. Oparin, escribe un libro no muy pesado en contenido, donde postula la hipótesis de que nos guste o no, la vida se abrió paso de los mismos elementos químicos que la naturaleza posee, alegando que el planeta primitivo dio en algún momento las condiciones químicas para que esto así sucediera. Con esto Oparin pretendía dar un giro de 360 grados a la comprobación de Pasteur. ¿Estaba mal entonces Oparin al contradecir una comprobación científica? No, nuestra misma razón nos dice que así fue, que de este mismo planeta la vida se abrió paso, nosotros mismos, nuestro mismo cuerpo está compuesto por elementos de la tierra, siendo el H2O el 60% de nuestro organismo, Entonces Oparin no estaba loco, pero eso no es lo importante, sino que Oparin solo plantea una hipótesis de un origen razonable, pero no se comprueba absolutamente nada. Creer que así fue, es razonable, pero sigue siendo una creencia, que los ateos deben aceptar por fe, y que de paso, no contradice a la nuestra que confía en un Creador.

Corría el año de 1953, en la universidad de Chicago Estados Unidos, lugar donde el estudiante en ese entonces de doctorado en ciencias, Stanley Miller presentó un experimento en donde a razón de él, pretendía haber recreado las mismas condiciones terrestres de hace 4.5 mil millones de años. El resultado de su experimento fue asombroso y nuevo, ya que pudo crear a partir de materia inorgánica, aminoácidos sintetizados, 11 para ser certeros, de esos 11, 2 son esenciales para la alimentación y reproducción de las células. Eso está muy bien y es perfectamente aceptado como nuevo campo de estudio, pero  a raíz de esto, surgen más interrogantes que respuestas.

Miller comienza su experimento a partir de la investigación que realiza sobre las atmósferas de diferentes planetas, y a su juicio y por otras hipótesis de aquel año, determina que la tierra, hace 4.5 mil millones de años, tenía una atmosfera compuesta por metano, amoniaco, agua y vapores de esta, acompañados de un sinfín de tormentas eléctricas que golpeaban la superficie de la tierra una y otra vez. Debemos de saber que estas materias no eran exactamente las que se supone por teoría[3] existían en la tierra hace 4.5 mil millones de años, ya que según lo vemos en el propio experimento, faltó el nitrógeno y el sulfuro de hidrógeno entre otras sustancias químicas como el carbono traídas por los cientos de meteoritos que chocaban con la tierra. Como nos damos cuenta el experimento de Miller no contiene lo mismo, sino lo que él quiso poner. De cualquier manera, lo que no le ha dicho a todos sus creyentes ateos, es que solo el 2% de todo su caldo, era materia orgánica, lo demás, era dióxido de carbono y otros ácidos como el alquitrán, que literalmente mata miles de células en centésimas de segundos, por lo que es totalmente imposible que se explique por medio de su experimento como se pudo originar la vida hace 4.5 mil millones de años, un caldo que envenena la vida, no puede demostrar que puede surgir vida, va contra la lógica, no alcanzo a comprender como los ateos avalan este experimento, y no solo eso, sino que llaman ignorantes a quien no esté de acuerdo, esto nos da a entender que como la gran mayoría de la comunidad científica no lo avala ni siquiera como experimentación y método válido de demostración[4], por consecuencia son ignorantes.

El mismo experimento de Miller, es directamente proporcional a decir que pudo crear ladrillos, y que los ladrillos forman una casa por que son esenciales en su producción, pero no se pudo crear la casa, ya que su experimento creo aminoácidos sintetizados, y que están contenidos en las células, pero no pudo crear una célula, es exactamente lo mismo, aquí lo que hace falta es una inteligencia, un ser inteligente para que esos ladrillos que pudo crear puedan formar una casa, de igual manera para que esos aminoácidos puedan juntarse y formar una vida, una célula, hace falta mas que solo una inteligencia y 4.5 mil millones de años, hace falta la chispa divina. Por eso es un abismo el que existe entre el experimento de Miller y crear vida, o tratar de explicarla, ya que dan un salto enorme quienes se aventuran a decir que el experimento demuestra como se pudo originar la vida.

El experimento de Miller si siquiera saca la hipótesis de Oparin de ser eso, una hipótesis, pero los ateos con la gran fe que tienen lo creen así, ¡creen pero no comprueban que la vida se originó así!

¿Entonces el experimento de Miller es totalmente una farsa, y no aporta nada a la ciencia? No, a partir del experimento de Miller se ha dado un nuevo comienzo a nuevos campos de estudio, se ha dado un comienzo a la nueva disciplina en materia de Biología, aunque sin éxito, sin ningún avance desde 1953, año en que se realizó por primera vez. Lo que ha demostrado el experimento, es que se puede generar aminoácidos de materia inorgánica, es decir, materia orgánica a partir de la inorgánica, pero de ahí, para crear vida o tratar de explicarla, existe todavía un abismo.

RETO A LA CIENCIA Y AL ATEO

Existen pues, hoy tres teorías que tratan de dar razonamientos sobre el origen de la vida,[5] está vigente la teoría panespermática que indica que la vida vino del espacio exterior, la teoría de la generación espontanea, que indica como ya vimos, que la vida pudo surgir en algún momento en nuestro planeta de la materia inerte, que a pesar de ser refutada por Pasteur, los científicos tienen esperanza de que esto sea así, y por último tenemos la teoría creacionista, que para desgracia de los ateos no es un chiste, ya que no solo se basa en la posibilidad de un Creador llámese de la religión que quieran acomodarle, sino en que se ha observado que todo lo existente contiene leyes indestructibles y modelos perfectamente diseñados que hacen posible la vida en todas sus formas, por tanto concluyen muchos científicos que alguna inteligencia dio origen a lo que hoy llamamos vida.

A la teoría que mas se enfocan los ateos es a la de la generación espontanea, Hoy sabemos que existen 2 tipos de células, la animal y la vegetal, nunca, ni por error se ha presupuesto que una pueda llegar a convertirse en la otra, ni siquiera en la teoría de la evolución se llega a mencionar como una planta pudo haberse convertido en un animal ni un animal en una planta. Lo que se supone por obvias razones que no se sabe que fue primero, si las plantas o los animales en el origen de la vida, aquí tenemos otro misterio sin resolver.

 ¿Qué propone la ciencia?  Dice un importante blog en internet sobre plantas[6], que todo viene de las células procariotas, pero, todo es teoría y no comprobación, se puede determinar que las plantas fueron las primeras formas de vida, y que todo se originó en el agua, pero menciona el sitio una y otra vez en sus artículos las frases de “no se sabe”, “podemos decir” y “creemos”. Ahora bien, si las plantas evolucionaron, ¿en qué momento surgen las primeras células animales? ¿Con la mezcla de qué otra cosas químicas o qué otras chispas surge otro tipo de vida?

Nadie sabe ni nadie supo, la ciencia en la que tanto confían los ateos los deja como nosotros, teniendo esperanza en que algún día resuelvan este misterio. Por eso nosotros confiamos en Dios, y confiamos en la ciencia, ya que nunca se nos ha comprobado algo en lo que demostradamente tengamos que dejar de creer en un Creador.

Ponte a pensar en el tiempo en que se cree que se pudieron formar las primeras plantas, nuestro planeta es bastante grande, como para decir aun con todos esos millones de años de distancia, que las plantas fueron igualmente formadas en un hemisferio del planeta como en otro, ¿Cuántas veces se tuvo que repetir el proceso para que tuviésemos las mismas plantas en un lugar y en otro? Si es así ¿Cómo es que se dio el mismo proceso en un lugar y otro? ¿Acaso le vamos a dar todo el crédito al azar para dejar de pensar? ¿Tenemos que pensar simplemente que la tierra se pobló de miles de millones de moléculas listas para dar comienzo a la vida? Esta bien, creámoslo, y de ahí en adelante ¿Qué es lo que tenemos que creer que hizo el azar todopoderoso? ¿Qué también la tierra se pobló de membranas y lípidos y luego se pobló de otras cosas y se hizo la vida en todo el planeta?

Se han encontrado cientos de plantas fosilizadas, de miles de millones de años, que crecieron y existieron al mismo tiempo, ¿Cómo es que pasó esto? Para los ateos es más fácil decir que el azar y millones de años hacen posible esto, para nosotros los creyentes, no nos deja lugar a duda que alguien con inteligencia puso las plantitas muy bien acomodadas por todo el planeta.

El ecosistema de nuestro planeta es tan perfecto y aun él mismo tiene sus propias leyes físicas y químicas, esto parece un diseño inteligente, nuestro planeta es como un jardín en el que se acomodó cada cosa en su lugar, ahora, ponte a pensar, ¿Pudo poner de una simple célula procariota, los millones de plantas separadas por su tipo y por su tipo de ambiente en el que pueden sobrevivir?, no hay evidencia evolutiva de ello, los cactus por ejemplo no crecen en el bosque, ni los pinos en el desierto, los ateos explican este diseño inteligente con la selección natural, otra teoría no comprobada, nosotros no aceptamos como ciencia algo en donde la improbabilidad es mas grande que la probabilidad, ya que para un modelo inteligente, se requiere una inteligencia, para armar un jardín se requiere un jardinero.

¿EL GÉNESIS CONTRA LA CIENCIA?

Los creyentes cristianos y judíos damos fe al génesis de la Biblia, los ateos dan fe solo a la ciencia, dicen que el génesis es un libro de fábulas. La gran realidad es que erramos mucho en querer contraponer una y otra cosa, ni el génesis explica como se originó la vida sino que solo dice que la vida viene de Dios, y ni la ciencia ha podido comprobar que la vida no venga de Dios.

El génesis es un libro que afirma que la vida viene de Dios, pero erramos en querer suponer o fundamentalmente argumentar que en un solo día Dios hizo a todos los animales, y en un día creo al hombre, etc. Recordemos que para Dios un día puede significar para nosotros mucho tiempo, así que no podemos tomar como el fundamentalista cristiano Jack T. Chick la idea de que así como dice el génesis debió suceder literalmente, por eso muchos nos acusan de creer en un libro de fábulas.

observe usted en la imagen el ejemplo de lo que hace el fundamentalismo.

El Génesis habla de como se fue formando la tierra y como Dios iba haciendo todas las cosas, habla de que las primeras formas de vida fueron las plantas y los frutos (Gn 1,11-13) luego de como se crearon a los animales, y aunque el Génesis trajera un orden lógico no podemos encontrar ciencia el él. El Génesis no contradice ni siquiera a la evolución, por que crear y evolucionar no son conceptos diferentes, ese tema lo trataremos en su respectivo tema.

La teoría creacionista adoptada obviamente por nosotros los creyentes, tampoco quita ni pone crédito en el génesis, ya que se habla el génesis de una creación vista desde la cosmología Judía, estamos hablando de que un judío de hace 2,700 años aproximadamente relató según sus creencias, y según su conocimiento de las realidades tangibles de su época; como Dios es creador y nosotros creatura. ¿Mintió entonces o hizo un relato de fábulas? No, lo que no hemos comprendido es que el génesis es un libro escrito en diferentes géneros literarios, y donde se menciona la creación no está escrito en narrativa, sino más bien es algo así como mezcla de religioso-poético. Donde lo que el autor quiere decir y transmitir es que Dios interviene en la historia para que estuviésemos aquí hoy.

¿Qué pasaría si el génesis se escribiese en este tiempo? Con todo lo que conocemos ahora, seguramente quienes escribieron el génesis no cambiarían su modo de narrar religiosamente, pero seguramente cambiarían su manera de escribir sobre el cosmos, ya que hoy sabemos que la tierra es redonda, hace 2,700 años no, ahora comprendemos que se formó primero las estrellas y los planetas, hace 2,700 años no, ahora comprendemos que el sol no gira, la tierra si alrededor del sol, pero eso no lo sabían hace 2,700 años. Por ello, el génesis no es ni una mentira ni ningún libro de fábulas.

Me decía un ateo que el génesis era un libro de fábulas y fantasía que era lo mismo que leer Harry Potter o Narnia. Pero no es lo mismo, ya que  ni Narnia ni Harry Potter fueron escritos para explicar al hombre su realidad, su naturaleza pecadora ni su condición de que es posible redimirse ante Dios. El génesis es promesa, quizás una promesa de redención que a los ateos no les dice nada, por eso erran mucho en querer encontrar en el génesis lo que no hay, por eso se equivocan muchos cristianos protestantes en querer hacer del génesis un libro literal y violentamente fundamentalista, lo cual, por ello nos acusan los ateos de irracionales a los creyentes.

Louis Pasteur por ejemplo, era católico, tenía la costumbre de que siempre que viajaba o en sus traslados llevaba consigo una Biblia bajo el brazo, él nunca se preocupó por decir ni si quiera por broma, que su comprobación científica que desmentía a la generación espontanea daba crédito al génesis de la Biblia, ya que un científico serio aun siendo creyente no haría tal comparación. Llegué a escuchar a Carlos Escude, ex católico converso al judaísmo antes famoso panelista en debates ateos vs creyentes que debemos de dejar el génesis en paz y no compararlo con la ciencia ya que “el génesis es un libro religioso y nada mas, que trata de explicar a la religión y no a la ciencia” apuntó.

Y eso es lo que debe de entender un ateo con seriedad; el génesis no les va a dar las respuestas, se ven muy ignorantes queriéndose burlar de quienes creen en el génesis, ya que a mi el génesis me dice que Dios pensó en mi, que tiene un plan, y que por eso estoy aquí, y que además, no estoy de paso. Pero ciencia, o hacer una concordancia de los hechos del génesis con alguna teoría es algo que inútilmente la están buscando.

MÁS MISTERIO QUE CIENCIA

Ya hemos visto como la ciencia no ha podido darnos la certeza de qué o como se originó la vida, la realidad es que todo es misterio aun, nada ha sido comprobado.

¿Qué teoría vamos a abrazar? Cualquiera que sea esta, tenemos que tener fe, y eso no conviene a los ateos, ya que todos en absoluto dicen que no creen, que ellos piensan y que todo lo que está comprobado es lo único que ellos pueden tener por cierto.

Las enciclopedias dicen que el origen de la vida es el conjunto de fenómenos que han determinado la aparición de los seres vivos en la tierra.[7] Se han encontrado miles de bacterias en rocas de hace millones de años, pero no se ha encontrado porque están ahí ni su origen.

¿Es descabellado pues, creer que la vida surgió espontáneamente? Claro que no, si existen en este momento 3 teorías sobre el origen de la vida es porque ninguna ha podido descartar a la otra, ni la creacionista podría descartar a las otras dos, la de la generación espontanea solo descarta a la panespermática, pero ninguna de las dos anteriores descarta a la creacionista.

Vamos a suponer que estamos pensando en la teoría de la generación espontanea, vamos a suponer que estamos retomando el libro “el origen de la vida” del científico Aleksandr I. Oparin y ya tenemos las moléculas orgánicas, ya tenemos el lípido o membrana que cubrió a la célula procariota, ya tenemos todo, los aminoácidos, el contenido genómico y el ADN y toda la mezcla que debería de tener una célula, ya juntamos todo, ahora dime ¿en qué momento todo eso se animó y se hizo un ser vivo? No hay ni la mas remota idea de como se puede pasar (aun teniendo todas las partes propuestas por Oparin y la ciencia moderna) de la muerte a la vida.

Ho sorpresa, la ciencia ya lo ha intentado pero sin nada que demostrar, inclusive, científicos ya se están dando a la tarea de crear una célula artificial que sea capaz de reproducirse, pero que no tendrá vida, sino que será manipulada por el mismo laboratorio, al menos eso es lo que están tratando científicos como Ricard Solé en Estados Unidos y el profesor Lee Cronin en la universidad de Glasgow Escocia, pero aun así, a pesar de que afirman que todo se hará artificial no han tenido éxito.

¿En qué momento se pasa de la inanimación (muerte) a la vida? Supongamos que queremos hacer un ser vivo, le ponemos todo lo que se necesita para que viva, hasta le damos los chispazos eléctricos que menciona Oparin, nada de eso va a hacer que pase de la inanimación a la vida, tal parece que Frankenstain es mas creíble para los ateos que la posibilidad de un Creador. La posibilidad de que la vida surja espontáneamente sin ayuda divina, es igual de creíble que la novela de Frankenstain, donde se le da vida a un ser humano formado por diferentes partes de muertos, y luego con un rayo pasa de la muerte a la vida.

Imagínate que en estos momentos de repente mueres, no te voy a decir ni las causas ni como moriste, pero tu corazón estaba latiendo y ahora no, tus pulmones estaban jalando aire y ahora no, no te has preguntado ¿Por qué hace un segundo todo tu organismo era un complejo ser animado al que llamamos ser humano y ahora después de un segundo ya no reacciona? ¿Porque ya no y porque antes si? ¿No será que le falta algo que se llama vida? O bien ¿no porque si un órgano vital deja de funcionar adecuadamente todo el cuerpo deja de vivir si se supone que las células siguen vivas? Esa vida que no se puede explicar ni tampoco se puede manipular en un laboratorio, No se ha podido decir porque podemos morir hasta por mínimas cosas, hay personas que por un simple golpe en la cabeza mueren, hay personas que con el cráneo roto siguen consientes, nada explica porque la vida sigue en unos y en otros no porque a unos si se les fueron todos los signos vitales y a otros no, ningún científico ha podido resucitar un muerto, ni aun poniéndole respiradores artificiales ni haciendo volver a latir su corazón con impulsos eléctricos va a volverse otra vez un ser vivo. La vida no puede venir, se va. No se puede crear vida porque no somos capaces de darla. Por accidente podemos perder una vida, pero ni por accidente podemos traerla o crearla, ni mucho menos explicarla.

Como podemos ver, también la teoría panespermática deja más duda que respuesta, si de un cometa ha llegado la vida, ¿de donde y desde donde venía ese cometa? ¿Cómo se originó la vida en el espacio exterior? Nos damos cuenta que esto nos deja un asunto mas enredoso que la generación espontanea. Si no podemos explicar en nuestro planeta el origen de la vida, mucho menos explicar como sucedió fuera de él.

Dice el biólogo Ateo y materialista Richard Dawkins, en una entrevista con el periodista Ben Stein que cree que la vida surge de otros planetas y que posiblemente unos alienígenas super desarrollados y evolucionados en inteligencia, vinieron y sembraron la vida en nuestro planeta. ¿Eso es científico? Prefiero creer en el génesis como libro de ciencia a creer la tontería que dijo Dawkins. Hemos de saber que Richard Dawkins no acepta la teoría de la generación espontanea, pero ha aceptado que todos los seres vivos procedemos de modelos inteligentes, todo lo que está en nuestro planeta es un modelo inteligente, él lo acepta, pero como no quiere creer en Dios, pues se inventó a unas inteligencias extraterrestres.

EL DIOS DE LA VIDA

No nos hace falta ser muy científicos o racionales como dicen los ateos, para darnos cuenta de que es algo imposible crear vida, tenemos que aceptar que nuestra imposibilidad de hacerlo nos hace creer que existe alguien mas inteligente que nosotros.

El hombre se cree sabio en su propia inteligencia, cuando no puede explicar los misterios de Dios no quedan mas que dos opciones, creer en el azar como los ateos, o creer que Dios tiene poder. Los ateos nos tachan de ignorantes al hablar sobre este tema, dicen que Dios no metió las manos en ningún momento del tiempo porque no existe.

O sea, Dios no pudo haber creado la vida, la vida surgió sola, ¿Cómo? No saben pero así lo creen. “Azar y millones de años lo explican todo”, ese es el dicho que no me he cansado de decirles a los ateos en debates con ellos, pero creo que en el asunto de la vida, tenemos que agregar a ese dicho: “Azar, millones de años y mucho capricho lo explican todo.” Hemos de reconocer que en la misma magnitud que tenemos nuestra fe por un Creador, ellos la tienen por el azar, ¿no es capricho de la ciencia tratar de crear algo que no está a su alcance? ¿No es capricho de los ateos querer contradecir una comprobación científica como la de Louis Pasteur? No es científico luchar contra una comprobación científica para decir que no es cierto.

Es científico reconocer que no podemos alcanzar todos los misterios, es científico reconocer que existe la posibilidad de un Creador.

Solo un Creador inteligente pudo haber hecho seres animados e inteligentes, solo un Creador pudo haber formado al ser humano con raciocinio. Los ateos dicen que le damos crédito al Creador cuando nos encontramos un misterio como este, pero por el contrario, ellos se lo dan al azar, un azar que por si solo no puede crear orden, que por si solo ni en millones de años se ha podido comprobar que haya sido el artífice de la vida.

Yo, nunca me atrevería a contradecir una comprobación científica, es ir contra la verdad misma, verdad a la cual si somos creyentes, sabemos que estamos llamados. Por ello, yo creo también en las células procariotas, creo en las miles de bacterias fosilizadas, porque se han encontrado, la paleontología ha demostrado que existieron muchas cosas antes que hoy no existen, pero por ello, no tengo derecho a descartar una teoría científica en su totalidad, yo creo, tengo fe en que si está comprobado que no se puede hacer vida de la nada, entonces solo un Creador en algún momento del tiempo, puso esas células procariotas y esas formas de vida primitivas en nuestro planeta.

De ahí en que evolucionaron hasta que se convirtieron en alguien como yo, es otro tema.

CONCLUSIÓN

Estamos transitando la vida en el siglo XXI, ¿Qué nos tiene aquí? No lo sabemos, yo creo en Dios, los ateos en el azar y millones de años, ¿Quién creó la vida? Yo creo que Dios, los ateos en el azar y millones de años.

¿En qué momento pues, pasa la materia a tener vida? Imagina ese momento imposible, en que una célula completamente formada por los caldos primitivos y miles de reacciones químicas del azar de repente recibe un chispazo y se pone a bailar. A mi me parece una falacia, tanto como a los ateos les parece una falacia el que yo diga que fue Dios el que le dio vida. Cuando estaba debatiendo este tema con ateos, dije: - si no me explican con la ciencia como se llega o nos podemos imaginar ese momento, sin el azar y millones de años, no me pidan a mi que explique como Dios lo pudo hacer porque también les voy a dar una respuesta de mi imaginación. Nadie me supo contestar, por lo que declaré aquel día, debate empatado.

Pero saque un fruto muy grande de los ateos, me di cuenta de la fe tan grande que tenían, mas grande que mi granito de mostaza.

________________________________________

“La ciencia de hoy, no le da ningún dato al ateo que confirme su ateísmo”

                                 Dr. Francisco Gonzalez de Posada, rector de la universidad de Santander.



[1] Esto corresponde a la teoría de la generación espontanea, admitida por la mayoría de los ateos.

 

[2] Enciclopedia Salvat, tomo 15, pág. 11485

 

[3] Miller supone estas materias por la influencia del Científico de su tiempo Urley, hoy se sabe que no era eso lo que precisamente existía en aquel tiempo ni en las cantidades que Miller puso en su experimento.

 

[4] El rector de la Universidad de Barcelona en el ramo de la biología, ha expuesto y repetido el proceso de Miller y ante la audiencia ha dicho que con esto se comprueba “gran parte de las interrogantes de como se originó la vida”. Claro, el Rector es ateo, pero por esto, a la vez comprobamos que es deshonesto.

 

[5] Existe inclusive un video en internet que se llama “el origen de la vida fácil” donde aparte de tachar de ignorantes a los creyentes, explica en forma burlesca y en 4 pasos como se puede llegar a formar una vida, claro, comienza con el experimento de Miller, después dice que de ahí, se formó ARN luego ADN, luego un lípido que cubrió estos componentes y walá!! Surgió la vida, pero ¿de donde sacó el lípido? ¿Cómo y en qué se basa para decir que las condiciones de la tierra pudieron formar el ADN y la información genómica? Él simple y sencillamente explica como se forma una célula y lo que contiene con lo que hoy sabemos y lo traslada a millones de años atrás, pero está muy lejos de explicar qué sucedió en la tierra primitiva ya que no hay un solo experimento capaz de formar un lípido de materia inorgánica, el cual cubrió al ARN al ADN y a las moléculas Pro bióticas. El origen de la vida sigue siendo teoría para la misma ciencia genómica, pero este hombre ya resolvió todo el misterio en 4 pasos.

 

[6] Evoplantas

 

[7] Enciclopedia Microsoft Encarta